Se acabó la guerra contra el narco en México: AMLO

- Por

Durante la conferencia matutina de este miércoles en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que oficialmente la guerra emprendida por el Gobierno Mexicano contra los cárteles del narcotráfico se acabó.

Esta aseveración fue emitida por el titular del ejecutivo federal en respuesta a un cuestionamiento que un reportero hizo a los titúlales de la SEDENA y Marina sobre “¿Cuántos capos han sido detenidos en medio de la disputa contra el huachicoleo?”

Ante esta pregunta, el presidente López Obrador dijo que él mismo daría la respuesta, señalando que “oficialmente, no hay guerra, nosotros queremos la paz.”

El presidente indicó que hasta el momento ningún capo ha sido detenido debido a que su Gobierno tiene otra función principal, la cual dijo es la de garantizar la seguridad pública y confirmó que los operativos para arrestar a los narcotraficantes también han terminado.

“Ya no es la política de los operativos para detener a capos. Lo que buscamos es que haya seguridad y que podamos disminuir el número de homicidios diarios”.

Los Homicidios

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que uno de los objetivos para garantizar la seguridad pública es la de bajar los números de homicidios diarios que se registran en el país, así como el número de robos y secuestros.

“Eso es lo fundamental, no lo espectacular de los operativos. Se perdió mucho tiempo en eso y no se resolvió nada. Digo que oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz y la vamos a conseguir.»

En cuanto al tema de los homicidios, el presidente aseguró haber recibido la mañana de este miércoles el reporte de que el día martes se registraron 54 homicidios en todo el territorio nacional, contra el promedio de 85 homicidios diarios.  

El saldo de la guerra

La “guerra contra el narcotráfico” fue declarada el 11 de diciembre de 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón, quien al terminar su mandato cerró con un total 83 mil 58 homicidios.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNS), el primer año de la guerra contra los cárteles dejó un saldo de 10 mil 253 homicidios, y el último año de la administración de Calderón dejó 21 mil 736 asesinatos; siendo el 2011 el año más violento del sexenio panista con 22 mil 852 homicidios dolosos.

Mientras que la administración de Enrique Peña Nieto terminó su primer año con un total de 18 mil 323 homicidios, y el último año cerró con 28 mil 816 asesinatos, es decir, que el 2018 fue el año más violento de los últimos 2 sexenios y, se estima que el mandato priista culminó con total 124 mil 129 homicidios dolosos.

Esto significa que entre el número de homicidios suscitados en 2007 con los del 2018, hubo un incremento del 35.58%, sin embargo, entre el total de asesinatos registrados en todo el sexenio de Calderón con el total de los reportados en el mandato de Peña Nieto, se estima que hubo un crecimiento de este delito del 65.57%.

Sumado a esto, datos del Centro de Investigación y Desarrollo Económico (CIDE) señalan que, durante el mandato de Felipe Calderón, los grupos del narcotráfico tuvieron un crecimiento en su poderío del 900%.

Otros datos del diario El País, aseguran que 10 años de guerra contra el narcotráfico tuvieron un costo económico para México de 1.8 billones de pesos. Aunado a que en 2009 la entonces Procuraduría General de la República (PGR) tenía una lista de 37 líderes del narco más buscados, misma que en 2015 se amplió a 122 objetivos, de los cuales 82 han sido detenidos, 14 murieron y 26 continúan prófugos.