Peña Nieto gastó 95 millones de dólares para promover el turismo en un solo contrato

- Por

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, México pagó al grupo MLSGroup 95 millones de dólares para promover su imagen en el extranjero. El contrato tuvo vigencia del 14 de julio de 2017 hasta el 30 de noviembre del 2018, informó Sin Embargo.

El contrato se firmó mediante la Secretaría de Turismo y fue un último intento por limpiar la imagen de corrupción y violencia en el país. Este ha sido el contrato más oneroso firmado por el gobierno para estos fines en más de tres décadas.

El contrato señalaba que se firmaba «por los servicios de comunicación integral que permita promover la imagen de México, así como estimular la demanda de productos y servicios turísticos del país en los mercados internacionales, a través de cualquier herramienta de marketing«.

Con el gobierno de López Obrador desapareció el Consejo de Promoción Turística, fundado en 1999, y que dependía de la Sectur. El 6 de diciembre del año pasado, Miguel Torruco Márques, secretario de Turismo, anunció la liquidación del Consejo. La promoción turística se trasladó a la Secretaría de Relaciones Exteriores y los ocho mil millones de pesos del presupuesto serían utilizados para la construcción del Tren Maya.

Aunque sí se sabía del contrato de MSL Group, era desconocido la cantidad que se había pagado, además de que no había una justificación clara para ese despilfarro. A pesar de que el dinero gastado para estos fines fue exacerbado en el gobierno de Peña Nieto, ya se habían firmado contratos de este tipo desde el gobierno de Felipe Calderón.

Calderón Hinojosa firmó convenios con Ogilvy por 61.2 millones de dólares para posicionar la imagen de México en el extranjero. Estos servicios consistían en retratar a México como un destino turístico de primer nivel, con hermosas playas, gran gastronomía y museos. Esto para cambiar la imagen de violencia y corrupción que se tenía desde ese sexenio.

A pesar de que se promovía el turismo, al menos dos tercios del país fueron catalogados como peligrosos por el Departamento de Estado. En 2013, México fue el quinto país que más gastó para posicionar su imagen en Estados Unidos, y fue el único país de Latinoamérica en hacerlo.

Millones de dólares en resultados mediocres

A pesar de que se justificó la promoción del turismo para la firma de estos contratos, México está en el lugar 15 de la captación de divisas por turismo y las remesas han continuado como la principal forma de captación hasta el momento.

En el 2015, Claudia Ruiz Massieu firmó un contrato de 14 millones de dólares para que el film de James Bond, Spectre, proyectara una buena imagen de México. El film incluía escenas donde se promovía una imagen positiva del país, e incluso se incluyó a una mexicana como una de las «chicas Bond».


El gobierno de Peña Nieto también pagó viajes a celebridades como Kevin Spacey, Jennifer Aniston y Sylvester Stallone para que a través de ellos se promocionara la imagen de México. La idea era mostrarles la belleza de México para que ellos transmitieran esa idea de vuelta en Estados Unidos. A pesar de estos esfuerzos, los resultados fueron mediocres, concluyó Torruco.

Lee el reportaje completo en Sin Embargo.