Olga Sánchez rinde su declaración a 2 horas del plazo

- Por

A tan sólo dos horas de vencer el plazo impuesto por el presidente López Obrador, la exministra y Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, rindió su declaración patrimonial. Obrador aseguraba que aquellos que no cumplieran con este requisito, no podrían trabajar con él en su gobierno. De esta manera quedan despejadas las dudas respecto al futuro de Sánchez Cordero al frente de la Secretaría de Gobernación.

Los bienes de Olga Sánchez Cordero.

La declaración de la Secretaria puede ser hallada en Declaranet, la plataforma de la Secretaría de la Función Pública dónde están contenidas las declaraciones de los funcionarios. De igual manera estas se depositan en el Sistema de Portales de Obligación de Transparencia o SiPOT. En ambas plataformas se puede encontrar el patrimonio con el que cuenta cada uno de los funcionarios y el valor de los bienes con los que cuentan, así como su salario actual.

De acuerdo con el portal, Olga Sánchez Cordero tiene lo siguiente: un ingreso por cargo público por 120 mil 583 pesos mensuales (que a partir de enero de 2019 será de 108 mil 774 pesos); ingresos adicionales por 228 mil 078 pesos mensuales; un departamento con un valor de 2 millones 711 mil 961 pesos; un terreno con un valor de 90 millones de viejos pesos (90 mil pesos actuales); 3 cuentas bancarias, un fondo de inversión y otras inversiones, todas, con un valor no revelado.

Apenas el día de ayer miércoles, el presidente dijo que todos los funcionarios públicos tienen la obligación de transparentar sus bienes, y aseguró que todos los funcionarios lo harán antes de que termine el plazo. Dijo que de este modo se cumplen los compromisos de transparencia, aunque queda la duda de porque muchos funcionarios no quieren revelar el valor de algunos de sus bienes.

“Hoy que se vence el plazo; todos los secretarios están cumpliendo, en algunos casos va a ser en el transcurso del día, pero antes de que venza el plazo, todos los servidores públicos del gobierno van a dar a conocer sus bienes y lo más importante, los van a transparentar, de modo que con esto se cumplen los compromisos de transparencia.”

El conflicto interno por la transparencia.

Y es que el conflicto por transparentar los bienes de los funcionarios públicos ha estado sobre la mesa desde hace varias semanas. El presidente ha insistido desde el inicio de su gobierno que es necesario transparentar los bienes de los servidores, sin embargo, muchos no lo han querido hacer, no porque oculten algo, sino por otra cosa: temen por su seguridad.

La realidad es que muchos funcionarios tienen una cantidad de bienes que muchos envidiarían, algunos incluso, heredados por generaciones. Ese es el caso por ejemplo de Alfonso Romo, considerado en su momento, uno de los hombres más ricos de México. O bien la exministra Sánchez Cordero, que nada más por su pensión de la corte, se embolsa varios cientos de miles de pesos al año.

Aunque varios de ellos han rendido su declaración sí, pero temen hacerla pública. El debate llego a tal punto que el Secretario de la Defensa Nacional, terminó por ofrecer vehículos blindados al servicio del ejército para proteger a los funcionarios acaudalados. Y es que actualmente, casi todos, están prácticamente desprotegidos desde la desaparición de las escoltas y la disolución del Estado Mayor Presidencial.