14 organizaciones quieren convertirse en partidos políticos

- Por

Las elecciones de 2018 dejaron una sacudida en el tablero político nacional. Morena se impuso en la presidencial, varias gubernaturas y la mayoría en ambas cámaras legislativas. El PRI perdió la presidencial y se recorrió hasta el tercer lugar general. El PAN permaneció en segundo puesto y el PRD estuvo prácticamente a punto de desaparecer.

Dos fuerzas políticas desaparecieron: Nueva Alianza, de corte magisterial, y el partido Encuentro Social, de corte evangélico. Ahora, el instituto electoral mexicano señala que son al menos catorce agrupaciones sociales las que han solicitado darse de alta como nuevos partidos políticos en México. La cifra podría aumentar, aseguran, ya que la fecha límite es el último día de enero del 2018.

Entre las organizaciones están grupos estatales como el Pacto Tabasco, uniones socialistas como el Frente Nacional Socialista Institucional Mexicano, agrupaciones como Política Nacional Migrante Mexicana, remedos de perredistas como Demócratas, esfuerzos civiles como el Ciudadano Independiente e incluso federalistas como la Organización de Ciudadanos Federalista Vanguardista.

Este cúmulo de solicitantes debe aún pasar por varios pruebas si es que buscan ser reconocidos como partidos políticos mexicanos. La tarea no es sencilla, ya que el INE tiene una lista de requisitos bastante complejos como para cumplirlos cabalmente. En principio, cada uno de estos grupos debe tener comités activos en 200 municipios o al menos 20 estados, de los treinta y dos que existen en México. Además, deben realizar asambleas constantes para que cada uno de sus integrantes esté al tanto de todo.

Otro gran requisito que el INE solicita es la petición de una lista de afiliados, que podría convertirse en militantes, que rebase los 233 mil ciudadanos mexicanos. Esta regla es de las más complicadas, ya que representa el .2% del padrón electoral. El INE deja bien en claro que no es posible presentar solicitudes hechas por organizaciones civiles, sociales o gremiales, nacionales o extranjeras; organizaciones con objeto social diferente a la creación de partidos y cualquier forma de afiliación corporativa.

Las 14 propuestas deben mostrar de inmediato una declaración de principios, en donde quede clara cuál es su intención para formar parte del mapa político mexicano. Además, se solicitan al menos 3 mil militantes repartidos en por lo menos veinte estados, lo que imposibilita que grupos masivos de ciertas áreas se anoten de forma masiva. La representación o apoyo, por lo tanto, tendrá que ser nacional.

La última gran regla es transparentar completamente sus recursos. Cada una de estas organizaciones o grupos tendrán que reportar al árbitro electoral el origen y destino de sus activos para garantizar que no hay ninguna anomalía por debajo. Todo esto tendrá que hacer el matrimonio conservador entre Margarita Zavala y Felipe Calderón, quienes buscan crear un partido político de derecha después de haber renunciado ambos al PAN. Aunque quedan más de veinte días para que presenten documentos ellos y las demás organizaciones interesadas por aparecer en las boletas electorales.