Nuevo León es el primer estado en prohibir el uso de popotes

- Por

El Periódico Oficial de Estado de Nuevo León publicó el sábado pasado, una reforma que modifica el Artículo 168 Bis I, la cual prohíbe desde enero de 2020 el uso de popotes en la entidad.

Multas para detener el uso de popotes

La modificación a la ley prevé multas para quien siga utilizando popotes en establecimientos comerciales, como restaurantes, bares y cafés, después del 25 de enero del citado año.

Respecto a los montos establecidos para las sanciones, los establecimientos comerciales que incumplan con esta disposición podrán ser castigados con entre mil 500 a 20 mil UMAS (Unidad de Medida y Actualización).

Cifra que aproximadamente va de los 126 mil 735 pesos hasta un millón 689 mil 800 pesos, pues cada UMA es igual a $84.49 pesos mexicanos según datos de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“En caso de reincidencia la multa podrá ser hasta por dos veces del monto originalmente impuesto”, precisó la Secretaría de Desarrollo estatal.

La ley señala que en las ocasiones en que el comercio tenga una tercera reincidencia por el uso de popotes, se procederá a la clausura definitiva de éste.

Nuevo León contra los desechos plásticos  

“En Nuevo León no sólo se van los trenes, también se van los popotes. El compromiso de cuidar el medio ambiente; son pequeñas acciones que lograrán grandes resultados. ¿Se unen al challenge Nuevo León #sinpopotes?, escribió el gobernador Jaime Rodríguez en su cuenta de Twitter.

Con esta medida, Nuevo León se suma a otras entidades como Baja California Sur, Querétaro y Tamaulipas, donde se aplica mediante leyes un uso responsable del plástico, en especifico de las bolsas.

Esto debido a que tanto éstas, como las pajillas, tienen un proceso de degradación superior a 100 años, por lo que, desde mediados de 2018, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) exhortó a la población mexicana a no utilizarlos.

La dependencia estimó que un mexicano en promedio consume alrededor de 38 mil popotes a lo largo de toda su vida; los cuales en su mayoría, terminan contaminando ríos y mares.

Asimismo, datos de la Conferencia sobre los Océanos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) refuerzan la gravedad de la contaminación de los popotes, pues según éstos, el océano contiene 18 mil fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, los cuales matan a un millón de aves y unos 100 mil mamíferos de 600 especies marinas.

Incluso, el estudio La economía del plástico, presentado en el Foro Económico Mundial advirtió que de continuar este proceso, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar