El partido de los Calderón está cargado de disgustos y polémica

- Por

No es fácil que los mexicanos acepten nuevos partidos políticos después del historial de dispendios de cada uno de ellos. Con las elecciones federales del 2018, dos fuerzas políticas desaparecieron básicamente porque los votantes no querían saber nada de ellos: Nueva Alianza y Encuentro Social. Después de las votaciones, se reconfiguró el mapa político.

Ahora el instituto electoral anuncia que son más de 30 las organizaciones que buscan ser partidos políticos en los próximos meses. La tirada de los votantes es reducir cada vez más la lista de fuerzas políticas en el país, por lo que estas nuevas agrupaciones solamente entusiasman a sus integrantes y más que nada a sus líderes. Entre ellos están Margarita Zavala y Felipe Calderón, dos conservador hartos de no lograr apoderarse del PAN.

Pero su intención de crear un partido llamado México Libre no genera nada de agrado entre los mexicanos que vivieron con crudeza la guerra contra el narcotráfico desatada por Calderón. Desde que el matrimonio renunció al panismo, se veía venir una fuerza ultraconservadora encabezada por ambos. El gran problema es que México Libre, en caso de ser nombrado partido político, cuenta con un historial oscuro detrás.

Recordemos que Margarita Zavala renunció a Acción Nacional después de que le negaran la candidatura presidencial. Lo cierto es que la conservadora tenía reunía muchas más simpatías que Ricardo Anaya, el gran perdedor de la contienda de julio pasado. Pero en su intento por una candidatura independiente, Zavala recurrió a trampas y prácticas completamente ilegales para reunir las firmas que le solicitó el INE.

Además, Felipe Calderón tuvo que renunciar también al PAN bajo los mismos términos que su esposa: no lograr conquistar los más altos puestos. Su favorito no es el nuevo presidente del partido conservador y ahora mantiene un combate directo con Marko Cortés, el tímido presidente panista. Pero los mexicanos aún resienten las graves consecuencias de la guerra que desató el michoacano, por lo que desde ese lado se restan simpatías.

Incluso México Libre empezó con el pie izquierda al hacer un descarado plagio a una organización argentina. La fundación Libre argentina acusa que el movimiento de Margarita Zavala no solamente les plagió el nombre, también el logotipo que han usado durante años. Con estos problemas de arranque e ignorando las acusaciones, la excandidata presidencial se lanzó a registrar su partido. Algo que logrará sin problema para competir en las elecciones del 2021.

En estas futuras urnas, el partido creado por el matrimonio Zavala-Calderón promete que no serán sus dueños los candidatos. Los que esperaban que Margarita se lanzara de inmediato con esta nueva organización se quedarán esperando, comenta Fausto Barajas, uno de los hombres más cercanos al dúo conservador. Lo cierto es que ya suena el nombre de Antonio Meade como una ficha fuerte para contender con este partido de corte católico.

Para terminar de complicar las cosas, existe una petición en Change.org en donde se suplica al INE cancelar el nuevo partido del matrimonio Zavala-Calderón. La petición es bastante popular y hasta el momento de esta redacción rebasa ya las 208,000 firmas. Aseguran que este par de políticos “no deben trabajar para el pueblo, y menos esos dos por todos los muertos y desaparecidos en su sexenio”.

Mira toda la información en la edición 2204 de la revista Proceso.