Se dejó de vacunar contra el sarampión a niños en la era Peña Nieto

- Por

Ante los brotes de sarampión en Estados Unidos, Europa y Sudamérica, el país se encuentra en riesgo de un brote de sarampión ante el desabasto de la vacuna triple viral en 2018, que no fue alertado por la administración de Salud anterior.

Así lo informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, quien explicó que a 776 mil niños no se les aplicaron las vacunas que previenen el sarampión, rubeola y parotiditis.

“No se nos alertó sobre este problema de desabasto de vacunas. Cuando nosotros entramos, que fue el 1 de diciembre, nos enteramos que se había entrado en rescisión de contrato y nos dejaron con un grave problema administrativo”, sostuvo el funcionario.

Advirtió que por eso ya interpuso una denuncia ante el Órgano Interno de Control de la secretaría para que se investigue quiénes son los responsables y por qué no se tuvo el abasto de vacunas de sarampión-rubeola y sarampión-paperas que originalmente se había contratado.

“La administración saliente debió actuar con responsabilidad y decirnos: esta es nuestra evaluación de riesgos, por X o Y razones no logramos coberturas vacunales, haberlo explicado de manera transparente a nosotros como administración entrante y a la sociedad, y entonces ponernos en un punto de atender la preocupación desde el inicio. Desafortunadamente esto no fue alertado así y no se nos comunicó de manera rigurosa, formal, técnica, estructurada, una evaluación de riesgos”, señaló.

Aunque dijo que por estar en curso la investigación no podía dar toda la información, sí explicó que el proveedor, Laboratorios Imperiales Pharma, argumentó que no había sido su responsabilidad, sino que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no liberó los lotes porque declaró que no pasaban las pruebas de calidad.

Esto implicó que no se pagaran, por lo que no habría desfalco, pero sí una desprotección ante un posible brote de sarampión.

Riesgo continental

Ante el riesgo de contagios de sarampión por las alertas sanitarias en Estados Unidos, Brasil, Venezuela y Europa, López Gatell informó que se cubrirá la vacunación con el préstamo de 554 mil dosis por parte de la empresa estatal Biológicos y Reactivos de México, S.A. de C.V. (Birmex) y el resto será donado por Pemex.

Para conocer el nivel de riesgo en el que se encuentra el país, dijo que activó un protocolo para evaluar geográficamente y demográficamente la cobertura vacunal.

Se harán encuestas y documentación por estudios serológicos por el grado de inmunidad poblacional al sarampión e involucra analizar las distintas rutas de desplazamientos humanos tanto nacionales como internacionales hacia México.

Los estándares internacionales marcan que el umbral mínimo de vacunación debe ser del 95%, meta que no se cumplió desde 2015.

Aunque en México no hay un caso de sarampión originado aquí mismo desde 2006, sino sólo casos importados, es decir, contagios de enfermos que llegaron de otros países, la baja cobertura de vacunación aumenta el riesgo de que haya un rebrote de la enfermedad.