Mandos militares de Zedillo, Fox y Calderón tienen nexos con el narco

- Por

El juicio contra el Joaquín «El Chapo» Guzmán ha sumado conforme pasan las semanas, una larga lista de funcionarios posiblemente involucrados con el crimen organizado mexicano. En esta ocasión, las declaraciones del hijo de «El Mayo» Zambada, Vicente Zambada «El Vicentillo», relacionan directamente a altos mandos del ejército con los cárteles del narcotráfico. Estas acusaciones se añaden a las realizadas en el pasado por Jesús «El Rey» Zambada que relacionó directamente a Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Genaro García Luna con el Cártel de Sinaloa. De igual manera se llegó a acusar a Gabriel Regino, ex secretario de AMLO en el entonces Distrito Federal.

Involucran a altos mandos del ejército con el Cártel de Sinaloa.

Se trata de Roberto Miranda Sánchez, quien fuera jefe del Estado Mayor Presidencial durante el gobierno de Ernesto Zedillo; Humberto Eduardo Antimo Miranda, Oficial Mayor en la Defensa durante el gobierno de Calderón y Marco Antonio de León Adams, coronel del ejército a cargo de la seguridad de Vicente Fox. «El Vicentillo» asegura que estaban directamente en la nómina del Cártel de Sinaloa.

El juez Brian Cogan ha tratado de reducir el daño colateral sobre los funcionarios del gobierno mexicano, sin embargo, no ha tenido éxito. El titular de la Corte Federal del Distrito Este en el Estado de Nueva York, no logró evitar que los testigos suelten los nombres de los funcionarios del estado mexicano involucrados en el tráfico de narcóticos hacia los Estados Unidos.

El caso de «El Vicentillo» mencionado previamente es caso concreto de la falta de control que hay sobre las declaraciones. El hijo de «El Mayo» lanzó acusaciones directas sobre altos mandos del ejército durante el gobierno de Vicente Fox, involucrando incluso al ex jefe del Estado Mayor Presidencial.

(El Debate) Representación gráfica de los sucesos del pasado viernes 4 de enero.

De cómo los Zambada han puesto en evidencia al gobierno mexicano.

Desde que inició el juicio en contra del «Chapo» Guzmán, las cosas no han sido fáciles ni para él ni para el gobierno mexicano. Las declaraciones de «El Rey» Zambada y ahora de «El Vicentillo» han puesto en evidencia a funcionarios, altos mandos y hasta ex presidentes de México. Parece ser que el haber entregado a Joaquín Guzmán a la justicia estadounidense terminó siendo contraproducente para las autoridades mexicanas.

El pasado viernes, «El Vicentillo» aseguró que en 1997 se reunió con el General Roberto Miranda Sánchez, entonces jefe del EMP durante la administración de Ernesto Zedillo Ponce de León, presidente de México entre 1994 y el 2000. Durante la reunión, Vicente Zambada fue a pedirle al gobierno mexicano que dejara de perseguir los negocios de su madre y su hermana.

El jueves, un día antes de las acusaciones, «El Vicentillo» ya había dejado conocer el nombre de dos altos mandos, el coronel Marco Antonio de León Adams y el general, Humberto Eduardo Antimo Miranda. En el caso de León Adams, llegó a coincidir con Alfonso Durazo durante el gobierno de Vicente Fox, pues este era su secretario particular. Durazo actualmente está a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en el gobierno de López Obrador.

Previamente, Jesús «El Rey» Zambada había mencionado que tanto Enrique Peña Nieto como Genaro García Luna habrían recibido cuantiosas cantidades de dinero para dejar al cártel operar. En el caso de Felipe Calderón, fue acusado de recibir dinero por parte del Cártel de Sinaloa así como de organizar reuniones para buscar un pacto con el crimen organizado, esto, mencionado en su momento por Édgar Valdez Villarreal «La Barbie».