Lydia Cacho acepta disculpas del Estado mexicano por violar sus derechos en 2005

- Por

El gobierno mexicano pidió perdón cinco veces a la periodista Lydia Cacho por haber violentado sus derechos humanos en el 2005. La periodista publicó en ese año Los demonios del Edén, libro en el que informaba sobre la explotación infantil en el estado de Quintana Roo.

El comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoció que la periodista sufrió violaciones a sus derechos. La organización emitió una resolución para el Estado mexicano en el que se exigió reparar los daños a la periodista, 13 años después de lo sucedido. Los daños fueron: violación de su libertad de expresión, detención arbitraria, tortura, violencia y discriminación de género, e impunidad.

Según información de El País, nueve meses después de la publicación de este libro, Lydia Cacho fue detenida por un grupo de diez personas en Quintana Roo. Fue trasladada a Puebla en una camioneta, el trayecto duró 20 horas y no le permitieron comunicarse con nadie, además sufrió tortura psicológica, amenazas de muerte y tocamientos.

Un año después se filtró una conversación telefónica entre Kamel Nacif y el gobernador priista Mario Marín. Nacif felicitó a Marín por haber detenido a la periodista, a lo que el exgobernador respondió “ya ayer le acabé de dar un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad”.

Sobre la resolución de la ONU, Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, opinó que: “Este es un éxito y un triunfo de la capacidad de la sociedad para llegar a instancias internacionales”.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, pidió disculpas a la periodista. “A nombre del estado mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación de sus derechos humanos en el marco del ejercicio de su derecho a la libertad de expresión”.

La periodista aceptó las disculpas y aseveró que: “Si las mujeres como yo hemos jugado hasta la vida por los derechos humanos, lo menos que puede hacer este país es proteger a sus periodistas”.

Obligación del Estado proteger a periodistas

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha dicho que el estado mexicano fortalecerá sus leyes para proteger a los periodistas y que la censura no tendrá cabida en este gobierno. El año pasado, al menos nueve periodistas fueron asesinados por causa de su trabajo.

Según información de El País, el estado mexicano ofreció disculpas en el pasado en dos ocasiones. La primera vez en el 2015, a dos soldados que fueron discriminados por tener el Virus de inmunodeficiencia Humana (VIH), y dos años después a tres mujeres a quienes se acusó de haber secuestrado a seis agentes de la Policía Federal. En marzo también pedirá disculpas a las familias de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey, ya que fueron asesinados por el Ejército de México por confundirlos con miembros de un cartel.

https://twitter.com/Capital_21/status/1083714232246562818

La periodista también opinó que: “a los periodistas no nos toca ser héroes o heroínas. Solo somos sobrevivientes de la tragedia nacional”.

Con información de El País.