Los muertos no caben en el panteón de Tlahuelilpan

- Por

La tragedia invadió la comunidad de Tlahuelilpan el pasado 19 de enero, una explosión en un ducto perforado de Petróleos Mexicanos mató a 89 personas (hasta ahora) que intentaban hacerse con el combustible que salía a chorros. La mayoría de ellos murieron calcinados, otros tantos continúan en el hospital, algunos de ellos con quemaduras hasta en el 80% del cuerpo. Las cifras son preliminares y podrían superar el centenar de muertos, tantos, que el panteón del municipio es insuficiente.

No hay espacio para los cuerpos.

El alcalde de Tlahuelilpan, Juan Pedro Cruz Frías pidió al Gobierno Federal un terreno para que puedan sepultar a las personas que fallecieron el viernes pasado. El cementerio municipal es insuficiente para enterrar a las más de ochenta personas fallecidas, y contando, el 19 de enero.

Y es que apenas han sido once personas muertas cuyos familiares han identificado sus restos plenamente. Sin embargo, el número es evidentemente superior, pero será hasta que la Fiscalía General del Estado de Hidalgo identifique los cuerpos, que se procederá a enterrarlo.

El presidente municipal, dijo que la única forma de acabar con el robo de hidrocarburos es fomentando el desarrollo de la comunidad pues es una comunidad que ha sido olvidada por muchos años. Es debido a estas carencias, menciona, que la gente ve en el “huachicol” una oportunidad de mejorar su nivel de vida.

Llamados de auxilio que nunca fueron contestados.

Afligido, Cruz Frías lamentó que la gente haya utilizado las redes sociales para convocar al robo de combustible. El alcalde dijo que esto demuestra que estas, mal utilizadas pueden ser un peligro que puede derivar en lo que pasó el 19 de enero.

El edil dijo que de dos años para acá, el número de tomas clandestinas en la comunidad ha incrementado de forma importante. Dijo que cuando menos estas se han incendiado en seis ocasiones. Asegura que desde su llegada a la presidencia municipal de la comunidad, ha reportado en varias ocasiones las fugas a Petróleos Mexicanos. Desconoce por qué las llamadas de auxilio fueron ignoradas en el pasado.

La comunidad de Tlahuelilpan cuenta con apenas 40 policías municipales para atender los varios kilómetros de ductos que recorren la demarcación que cuenta con 40 mil habitantes. La Fiscalía Estatal ya abrió 66 carpetas de investigación presentadas por familiares de los desaparecidos y hasta ahora se han realizado 61 pruebas de ADN.