El PRI ayuda a aprobar la Guardia Nacional

- Por

En medio de acusaciones, rechazo de los partidos de oposición y más de cinco horas de discusión, el pleno de Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen que crea la Guardia Nacional.

Por ser una reforma a la Constitución, requería de dos terceras partes de los presentes. Fue avalado en lo general con 362 votos a favor de Morena, PRI, PT, PES, PVEM y cinco perredistas, de los 485 diputados presentes en la sesión, por lo que superaron los 310 necesarios para su aprobación, aunque hay al menos 42 reservas al dictamen.

Hasta el momento, y debido a que se inició la discusión de los artículos reservados, la Guardia Nacional se define como una policía civil, con un mando compartido entre los secretarios de Seguridad Pública, Defensa y Marina, pero con integrantes, disciplina y mandos militares.

Se pretende que el mando de la guardia se distribuirá en una junta de jefes de Estado Mayor, donde participen los titulares de esas tres dependencias, aunque la vice coordinadora de Morena, Tatiana Clouthier, presentó una reserva en contra de esa medida.

Diputados de oposición pidieron una moción suspensiva, pues consideraron que el dictamen presentado ignoraba las aportaciones de los ciudadanos en las audiencias públicas, y porque no se cumplió con todos los procedimientos legislativos para presentarla, sin embargo, la moción fue rechazada.

Cruzan acusaciones

El diputado Marco Antonio Gómez señaló que el Partido Verde votaría a favor del dictamen, pues no militariza al país, ya que el Ejército está en las calles desde el 2006. En cambio, la reforma constitucional da un marco legal a la actuación castrense.

Los diputados del PRD señalaron que la creación de la Guardia Nacional pone en riesgo los derechos humanos de la población al mantenerse bajo un mando militar.

Por Movimiento Ciudadano, se pronunció en contra del dictamen la diputada Adriana Gabriela Ortiz, quien calificó de “irracional” la intención de agilizar el proceso legislativo, pues se ignoraron las posiciones de expertos y que pese a las modificaciones realizadas en comisiones, se perpetúa el esquema militarista.

El panista Jorge Romero se pronunció contra militarizar la seguridad pública, pues dijo, los militares serán las víctimas de esta nueva estrategia. Recordó a los diputados de Morena que por 12 años criticaron la presencia del ejército en las calles.

En tanto, diputados del PT y el PES manifestaron su apoyo a favor del dictamen, pues ayudará al fortalecimiento de las policías municipales y la colaboración en todos los niveles.

El PRI respaldó a Morena

El PRI también se pronunció a favor de la creación de la Guardia. El priista Rubén Moreira señaló que México vive uno de los momentos más violentos de la historia y que la democracia está en riesgo en muchos estados.

Añadió que en el dictamen que se discute este miércoles contiene las peticiones del PRI.

Mario Delgado, líder de la bancada de Morena, defendió que las audiencias no fueron una simulación y que la Guardia Nacional es una nueva institución policial que ayudará a enfrentar de inmediato a la crisis de seguridad.

Dijo que esta es una respuesta diferente e innovadora y que “los errores del pasado no pueden inmovilizarnos hacia el futuro”.

Aseguró que se pidió a Naciones Unidas que colaboren en la formación de Derechos Humanos de los elementos de la Guardia. y añadió que ésta no se usará para reprimir manifestaciones ni protestas sociales.

“Terminemos la estrategia fallida y démonos una oportunidad para la paz”, dijo Delgado.