Lima sufre una inundación de aguas residuales por culpa de Odebrecht | BREAKING

Lima sufre una inundación de aguas residuales por culpa de Odebrecht

- Por

Esta semana, en Lima, una de las tuberías instaladas por la empresa Odebrecht reventó, lo que causó una inundación de aguas fecales en la capital de Perú. La zona afectada es el distrito de San Juan de Lurigancho, a media hora de la plaza de Armas de Lima. Según información de El País, los residentes han tratado de sobreponerse al olor y otros a tratar de rescatar los muebles que han podido.

La falla se produjo el domingo pasado, lo que ha afectado al menos a mil 900 personas. Ese día las aguas residuales llegaban por encima de la rodilla y a mitad de la semana ya alcanzaban los 30 centímetros. A pesar de que los damnificados se concentran en esta zona, se ha reportado que la respuesta de las autoridades ha sido deficiente.

La tubería fue instalada por la empresa Odebrecht, envuelta en diversos escándalos de corrupción en toda Latinoamérica. La instalación no seguía los lineamientos de la Sedapal, compañía estatal de agua y saneamiento. Se han encontrado varios problemas en el ducto y en las uniones de los tubos, ciertas deformaciones causaron la obstrucción del tubo y el desborde de las aguas residuales.

Tanto la empresa brasileña como su socia, la compañía peruana Graña y Montero, están siendo investigadas por corrupción, además de estar acusadas de inflar el coste de esta obra y de la carretera Interoceánica Sur.

El accidente ha generado pérdidas económicas

Uno de los principales riesgos es que se genere un problema sanitario, sin embargo también ha causado consecuencias económicas. Una de las residentes contó a El País que el gobierno les pidió tirar todo lo que hubiera estado en contacto con las aguas, horas después se presentó la aseguradora, diciendo que solo podrían tomar en cuenta lo que estaba a la vista.

Los damnificados tienen que hacer fila para recibir los víveres más necesarios. Uno de ellos, quien es estudiante de medicina, ha tenido que faltar a entrevistas de trabajo ya que no puede dejar a sus padres solos en esa situación. «Es un claro ejemplo de que un acto de corrupción influye en la sociedad. Los que no tenemos nada hemos resultado perjudicados«, dijo a El País.

El día viernes las autoridades decretaron 60 días de emergencia debido al colapso del sistema de saneamiento. A través de esta declaración se tomarán medidas excepcionales de respuesta para los afectados. Los damnificados también denunciaron que la aseguradora solo quiere pagar una parte pequeña del total de los daños, por ejemplo, en el caso de una farmacia, solo les darán 90 dólares por mil 400 medicamentos perdidos en el accidente.

Con información de El País.