Javier Corral quiere ser el gran candidato conservador en 2024

- Por

Son pocos los gobernadores mexicanos que realmente pueden seguir en la política después de sus administraciones. Los Duartes tuvieron que huir del país después de graves acusaciones de corrupción, mientras que muchos panistas y perredistas se refugiaron de inmediato en la cámara alta para evitar persecuciones en su contra (véase a fondo el caso de Mancera y Moreno Valle).

Uno de los gobernadores que se puede salvar, por el momento, es Javier Corral. El panista de bigote grueso gusta de presumir que su administración está limpia de corrupción y promete que enviará a la cárcel a César Duarte, el hombre que destruyera las finanzas de su estado. Desde Chihuahua, Corral ha trabajo bien su imagen política para buscar la presidencial en 2024. A la salida de López Obrador, el conservador quiere la vacante.

Con la solidez del caso Chihuahua y una afrenta directa contra Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto durante su mandato, parece que el camino del panista no estará lleno de obstáculos. Al menos así lo percibe Corral, quien se encuentra muy al norte como para tomar decisiones de peso en el partido que gobernó doce años en México. Con Marko Cortés al frente del grupo conservador y segunda fuerza nacional, parece que no hay muchas posibilidades de que Javier Corral sea el favorita para la 2024.

Pero esto no ha detenido al hombre que se lanzó incluso contra López Obrador en su afán por separarse de las cúpulas políticas actuales. Corral ya prepara su lanzamiento para la siguiente presidencial con una gubernatura que pujará fuerte en contra de la corrupción chihuahuense que inevitablemente está salpicando a los grandes apellidos dentro del PRI. Si no es con Acción Nacional, Corral tendría que hacerlo de independiente o con un nuevo partido.

El medio mexicano-argentino La Política Online revela que Javier Corral es uno de los grandes favoritos para liderar el país en seis años para un grupo poderoso de hombres encabezados por el catedrático y figura gris de la campaña de Ricardo Anaya, el polémico Carlos Castañeda. Acostumbrado a imponer escenarios políticos para la posteridad, el académico estaría planeando ya un grupo político propio que sería encabezado por Corral, un panista de antaño: con una fuerte tendencia conservadora y un conocimiento legal profundo.

El problema del futuro escenario nacional es que toda nueva fuerza política que quiera crearse en México debe presentar su papeleo de inmediato. El INE da hasta el 31 de enero del 2019 para que las organizaciones interesadas presenten sus intenciones y cumplan los difíciles requisitos para crear un partido político mexicano. Ya hay grupos interesados, recordemos al matrimonio Calderón-Zavala y su propuesta de un grupo político ultraconservador, además de los planes de la familia de Elba Esther Gordillo para crear otra fuerza político-magisterial.

Esta intención de partido de Jorge Castañeda estaría bien planeado. Buscan a Javier Corral como líder, un hombre que se ha defendido desde el estado más grande del país, además de reunir a las pocas piezas valiosas que quedan en el PRD y políticos “independientes” como Emilio Álvarez Icaza, el disminuido Fernando Belaunzarán y ciertos personajes de la derecha opinóloga como Denise Dresser y Enrique Krauze. Falta esperar que acepten.

Esta sería, por el momento, la oferta más conservadora y sólida para competir contra Morena en el 2024.

Mira toda la información en esta nota de La Política Online.