Los hijos del Chapo asesinaron al periodista Javier Valdez: testigo

- Por

El narcotraficante mexicano Dámaso López Núñez, conocido como “El Licenciado”, reveló en la corte federal de Estados Unidos, que los responsables del asesinato del periodista mexicano Javier Valdez Cárdenas, fueron los hijos del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

De acuerdo con las declaraciones hechas por El Licenciado en el juicio que se desarrolla en Nueva York, en contra del “Chapo” Guzmán. El asesinato perpetrado contra Javier Valdez se debió a que el periodista insistió en publicar una entrevista que le había hecho al mismo Dámaso López.

“Desobedeció las órdenes amenazantes de los hijos de mi compadre y por eso lo mataron”.

Las declaraciones y los hechos

Javier Valdez fue asesinado a balazos el 15 de mayo de 2017 en la ciudad de Culiacán, Sinaloa. Y como periodista se especializó en temas relacionados con el narcotráfico, siendo fundador del impreso Ríodoce, y corresponsal de La Jornada.

Según la declaración en la corte, El Licenciado había otorgado una entrevista telefónica a Javier Valdez, misma en la que López Núñez negó que fuera verdad el contenido de una carta que los hijos de Guzmán Loera, Alfredo e Iván, enviaron en febrero del 2017 al periodista Ciro Gómez Leyva, quien durante su noticiero dio a conocer que los hijos del Chapo, culpaban a Dámaso López de haberlos emboscado con la intención de matarlos.

En respuesta a la carta, Dámaso López otorgó dos entrevistas a los impresos de Sinaloa, La Pared y Ríodoce, en las que negó los hechos señalados por los hijos de Guzmán Loera.

Parte de esta información ya había sido revelada días después de que Javier Valdez fue ultimado en la ciudad de Culiacán. Ismael Bojórquez detalló en su columna publicada en Ríodoce el 22 de mayo de 2017, que los hijos del Chapo al haberse enterado de la entrevista a Dámaso López, presionaron para no fuera publicada.

“Pero les negamos la petición. Luego le hablaron porque querían comprar toda la edición, pero tampoco se les concedió. Y entonces optaron por seguir —en Culiacán y Mazatlán— al personal que entrega los ejemplares en las tiendas y en cuanto los dejaban contra recibo, ellos los compraban”

De acuerdo con la columna, estos hechos sucedieron el 19 de febrero de 2017, casi dos meses antes de que Valdez fuera atacado. Sin embargo, estos hechos sí alertaron sobre los riegos a los que el periodista podía enfrentar.

Por lo que, al haberse amenazada su seguridad pidió apoyo a organismos internacionales, quienes en respuesta le propusieron enviarlo un tiempo fuera del país. Pero la idea de estar alejado de su familia y el querer terminar los trabajos que tenía pendientes, le hicieron tomar la decisión de quedarse en Culiacán.

En abril de 2018, la PGR y la Policía Federal detuvieron a Heriberto “N”, de 26 años, conocido como El Koala, y señalado como el presunto autor material del asesinato del Valdez. Mismo que fue aprehendido por una orden girada por un juez federal, que obtuvo la Fiscalía Especial para Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).

Mientras que en noviembre del año pasado, el diario estadunidense The New York Times reveló que dos días después de que el Javier Valdez fue ultimado, otros periodistas de Ríodoce fueron víctimas de un intento de hackeo en sus celulares a través del programa espía Pegasus.