Andrés Granier sale de prisión, tendrá prisión domiciliaria

- Por

Acusado por peculado y por haber devastado las finanzas de Tabasco, Andrés Granier está próximo a regresar a su hogar. El mandatario que gobernara la tierra en donde nación López Obrador acaba de obtener una aprobación por parte de un juez local que le permitirá salir de prisión y continuar su proceso en arresto domiciliario.

Todo esto se ha logrado gracias al juez de distrito León Darío Morice. El exgobernante del PRI ha sido acusado de desaparecer 23 mil millones de pesos que debían ser usados para favorecer a los pobladores de Tabasco durante su mandato. El priista gobernó este territorio sureño del 2007 al 2012, capturado un año después y fue hasta marzo del 2018 cuando se le dictaron 10 años de prisión por peculado.

Parecía que la sentencia era ejemplar en contra de uno de tantos exgobernadores priistas que terminan sus mandatos entre fuertes escándalos de corrupción. El equipo legal de Granier estuvo pujando durante todo el año pasado para lograr aligerar la condena de su cliente. El día de hoy, se asegura que el tabasqueño puede continuar su proceso penal en casa, rodeado de familiares en su residencia en Coyoacán, Ciudad de México.

El modo de operación de Granier fue similar al que han usado otros priistas gobernantes como César o Javier Duarte. En el caso del tabasqueño, la forma de saqueo se hizo totalmente en efectivo, por lo que ha sido mucho más complejo dar con los montos saqueados al estado de Tabasco. Mucho del dinero que se perdió durante su gobierno estaba destinado a programas de salud como el recién cancelado Seguro Popular.

En 2013, la justicia mexicana capturó a Granier quien estuvo durante cinco años seguidos metiendo amparos para evitar una condena. Ahora que podrá continuar su proceso desde casa, su abogado Alberto Romero Pérez aseguró que fuera de la prisión en donde está recluido el priista había personas celebrando su libertad parcial. Recordemos que el escándalo de los Granier involucra incluso a su hijo, Fabián Granier, también detenido por fraude fiscal.

Desde que fue condenado a diez años de prisión, Granier también tuvo que pagar más de 196 millones de pesos por el delito de peculado. Ahora que saldrá de prisión, el priista terminará su condena de una forma muy distinta a como esperaban los tabasqueños, quienes aún sufren con las consecuencias del enorme desfalco que deja el priista en la entidad, una de las más sumidas en la pobreza.