AMLO quiere que Google y Amazon inviertan fuerte en México

- Por

Cuando Taibo mencionó que “nuevos vientos” están soplando en este país, parece que no contemplaba la nueva intención de su presidente. López Obrador se ha quedado en la nación para enviar a negociadores de segunda línea al foro económico de Davos. Conocido como el gran encuentro internacional para generar negocios pesados, los obradoristas están promoviendo al país ahora liderado por la izquierda.

En Davos están presentes Donald Trump, Jair Bolsonaro, entre otros titanes políticos del continente. Ahí mismo están reunidos los negociadores de las principales empresas del planeta, desde Amazon, pasando por Apple, hasta los titanes de Google. Y justo ahí es en donde los negociadores del gobierno mexicano están promoviendo al país. Las primeras pláticas ofrecen a México como el gran territorio para conectar negocios yanquis con el público sudamericano.

El medio La Política Online confirma que la delegación mexicana ya platicó con los altos mandos negociadores de Google y Amazon para que generen en territorio mexicano inversiones millonarios con el fin de expandir sus centros de trabajo, después de los bravos impuestos que Donald Trump les ha hecho pagar en su país. Pero México no es el único interesado, también se sabe de que los negociadores del gobierno brasileño están buscando atraerlos a la nación de la samba.

Con esto, México podría ser el gran escaparate para que los titanes de la comunicación por internet y la gran empresa de ventas en línea aumenten su producción y desarrollo. Para empresas como Netflix y Apple, México es una de las naciones que más les reportan ganancias a nivel global. Por lo que una posible llegada de Google al territorio mexicano podría aumentar las relaciones de la empresa en centro y sudamérica.

Pero lo que no se sabe es si llegaron a algún acuerdo. México tendría que generar demasiada apertura para que los grandes de Silicon Valley puedan aterrizar su dinero en territorio azteca. La intención del gobierno mexicano es que tengan en este país sus centros de datos, uno de los apéndices más polémicos de empresas como Google. Recordemos que en Europa están siendo multados por compartir los datos privados de sus usuarios.

Pero también López Obrador busca que estas empresas resguarden toda la seguridad digital de los servidores de gobierno. Esta sería una jugada arriesgada, conociendo el gusto de Google por compartir información privada de sus clientes. Pero aún así el gobierno mexicano quiere que estas firmas estén controlando el resguardo de los datos obradoristas, una tendencia para abandonar la información federal en papel.

No hay ningún acuerdo oficial pero los obradoristas en Davos ya extendieron la mano.

Mira toda la información en esta nota de La Política Online.