Faltan 11,000 millones de pesos que iban para la salud de los mexicanos

- Por

Siguen pasando los días y el gobierno de Enrique Peña Nieto no puede gozar descansos. A prácticamente dos meses de que el mexiquense abandonara el poder, continúan las alarmas en varias dependencias por dinero faltante y complejas tramas de desvíos de recursos en el sector salud. Con un marcado aliento electoral, los programas sociales en la era peñista fueron repartidos para cooptar votos.

Ahora se lanza una nueva crisis en el sector salud, en donde han desaparecido 11,000 millones de pesos que iban destinados directamente a la salud de los mexicanos. Esta enorme cifra representa solamente los huecos financieros del 2016 en el Seguro Popular y el fondo de Servicios de la Salud (el famoso Fassa). Todos relaciones con la compra de medicamentos.

El presidente López Obrador ha dejado en claro que durante los últimos dos sexenios no solamente se han robado los combustibles mexicanos, también hay reportes oficiales de la auditoría superior que dejan ver cómo se ha saqueado al sector de medicamentos. Las clínicas, hospitales y centros de salud federales y estatales muestran graves desabastos que forman parte de una red de robos bien orquestados. El faltante de 11,000 mil millones puede ser una muestra clara.

La auditoría superior ha confirmado que en el sector salud se han simulado compras en 2016 de al menos 4,029 millones de pesos. Esto solamente en un año, 2016, justo cuando el sexenio de Enrique Peña Nieto estaba arrancando su recta final. El gran recurso para insistir sobre este enorme monto perdido es la falta de transparencia en la entrega de documentos por parte de instituciones de salud mexicanas. Por lo tanto, el 2016 es ya el año en donde más se reportan faltantes en el sector salud.

La crisis del desabasto de medicamentos ha llegado al punto de que 38 de 40 instituciones de salud han sido calificadas con rojo en una tabla de control anticorrupción. El resto, las dos instituciones que no pertenecen a este color, están marcadas con amarillo. Es decir, ninguna de las evaluadas por la auditoría superior presenta una buena imagen en materia de combate a la corrupción. Recordemos que muchos políticos han encontrado refugio en el sector empresarial de la venta de medicamentos.

Estos saqueos en el sector de medicamentos han derivado en problemas graves para los enfermos en México. Millones de personas han tenido que ir a comprar a farmacias privadas medicamentos que se encuentran en el polémico cuadro básico de instituciones como el IMSS, ISSSTE o el programa para no afiliados, el Seguro Popular. Al menos 12 millones de personas han pasado por esta necesidad de comprar medicamentos a precios muy altos.

Mira toda la información en esta nota de SinEmbargo.