Al menos 66 muertos por explosión de un ducto de Pemex en Hidalgo

- Por

La explosión de un ducto de Pemex en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, causó la muerte de 66 personas y quemaduras de distintos grados a 60 personas.

A las 17:00 horas se registró una fuga en un tubo de combustible en la comunidad de San Primitivo, de ese municipio cercano a Tula, y alrededor de 400 personas acudieron al punto para llenar bidones y garrafas.

Al lugar llegaron elementos del Ejército, así como  personal de Seguridad Pública del municipio, Agencia de Seguridad Estatal, personal de Protección Civil y Bomberos para asegurar la zona.

Sin embargo, la cantidad de habitantes fue mayor a la de los elementos de seguridad, por lo que la situación se salió de control y la gente llegó hasta el punto para llenar los recipientes que llevaban.

De acuerdo con videos tomados esta tarde, niños, mujeres, hombres y hasta ancianos acudieron al lugar a recolectar lo que pudieran de la fuga, que aventaba combustible a montones. 

El gobierno estatal informó que dos horas después de que iniciara la fuga, a las 19:10 horas, se registró una explosión en el lugar. Los reportes señalan que una chispa ocasionó que el combustible se prendiera y explotara el ducto, ocasionando decenas de personas quemadas.

En conferencia de prensa, el gobernador de la entidad, Omar Fayad, informó que hay al menos 20 personas fallecidas, aunque no se puede precisar el número todavía.

Los heridos fueron trasladados a hospitales de la entidad, así como a otros privados de la zona y a los hospitales de la Ciudad de México. Fayad dijo que ya se habló con el delegado del gobierno federal para lograr que todas las personas sean trasladadas de inmediato y reciban la atención que requieran.

El Instituo Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que los hospitales de Lomas Verdes y Magdalena de las Salinas están listos para atender a los heridos con quemaduras. En una tarjeta informativa explicó que cuentan con camas , área de terapia intensiva y quirófanos disponibles.

De igual manera, el Ejército activó el plan DN-III para atender la contingencia. Al lugar se trasladaron soldados de la Octava Región Militar, para apoyar con las labores de rescate y contener la emergencia.

El gobierno federal informó que ya estaban trabajando para ayudar a la administración estatal. Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, informó que se instaló el Comité Nacional de Emergencias.

De igual manera, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó en su cuenta de Twitter que instruyó a los servidores públicos para atender la contingencia de inmediato.

El incidente ocurrió a tres semanas de que el gobierno federal iniciara la lucha contra el huachicoleo en todo el país. Durante estos días, el presidente informó que se habían cerrado los ductos para evitar la ordeña, aunque esto no ha sido suficiente y la gente seguía acudiendo a “picar” los ductos para intentar robar el combustible.

Ante el llamado del mandatario, Pemex informó que ya atiende la emergencia ocurrida en Hidalgo, con que personal especializado y equipo contra incendios.