El huachicol también se vendía en aeropuertos

- Por

El huachicol también está en los aires, al menos eso revelan informes de la Presidencia, que aseguran que este ilícito también ha alcanzado a la turbosina, que abastece a aviones y a helicópteros, principalmente de empresas privadas, incluso de aeropuertos
estatales.


Previo al inicio de la lucha contra el huachicol encabezada por la nueva administración, el hurto de turbosina significaba pérdidas de hasta 13 millones 42 mil pesos diarios.

En el periodo que va del 1 de noviembre al 20 de diciembre de 2018, Petróleos Mexicanos reportó el robo diario de 700 mil litros de turbosina.

De acuerdo con las cifras, durante noviembre de 2018, se reportaron un promedio de ventas diarias por 88 mil barriles de turbosina en el país, es decir, 14 millones de litros de ese combustible vendidos cada día.

Si esa cantidad se multiplica por 18.63 pesos, costo del litro, hubo ventas por más de 260 millones 820 mil pesos diarios.

Del 1 al 20 de diciembre de 2018, Pemex reportó ventas por 82 mil barriles diarios de turbosina, es decir, 13 millones de litros por día, que se traducen en 242 millones 190 mil pesos.

A pesar de ello, el gobierno federal garantizó que existen reservas de ese combustible en el país por cualquier eventualidad. El inventario que se publicó el pasado 16 de enero por parte de Petróleos Mexicanos indica que se tienen un millón de barriles de turbosina en diversos centros, mismos que alcanzan para abastecer al país en caso de caer en una emergencia.

Detienen el robo

Después de los operativos por tierra y aire que se realizaron a partir del 21 de diciembre pasado, el Ejército y la Marina lograron detener por completo el robo a los ductos de turbosina, y ya que todos quedaron controlados, las ventas pasaron de 13 millones de litros diarios a 15 millones de litros vendidos cada día.


Los días de la contingencia por el desabasto de combustibles ocasionada por el plan contra el huachicol, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) informó que atendió de manera eficiente el suministro de turbosina en todos los aeropuertos comerciales del país, con el objetivo de evitar que los pasajeros padecieran por vuelos retrasados o contratiempos relacionados con la falta del combustible.


Las empresas privadas son las que compran este tipo de combustible, las principales aerolíneas del país señalaron que ellas le compran la turbosina directamente a ASA.


Volaris indicó que el total del combustible que compra en aeropuertos de México se adquiere en ASA. Por su parte, Aeroméxico externó que todo el combustible que utiliza cumple con las regulaciones vigentes en el país y que se compra directamente en ASA.

Interjet, Viva Aerobús y la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), la cual agrupa a las principales aerolíneas de pasajeros y carga en todo el territorio nacional, no hicieron comentarios al respecto, ¿será que el que calla otorga?