Creadores de Nueva Alianza quieren un nuevo partido político

- Por

Las elecciones 2018 no solamente dejaron un cambio profundo en el mapa político nacional, también provocaron la caída de dos partidos. En el caso del partido evangélico y la fuerza magisterial Nueva Alianza, no hubo agrado popular como para mantenerlos vivos. El INE anunció la desaparición de estas dos fuerzas políticas que prometieron todos los recursos legales para no morir, aunque la desaparición fue definitiva.

Pero los creadores de Nueva Alianza aseguran que este no es su fin político y ya prometen moverse para solicitar la creación de una nueva fuerza que sume básicamente a todos los agremiados del famoso Panal. Con una fuerte representación de maestros y sindicatos ligados a la educación, esta nueva fuerza promete competir en las elecciones del 2021, en donde se puede alterar aún más el tablero político mexicano.

Recordemos que Nueva Alianza cobró vida gracias al presupuesto y convocatoria que inyectó Elba Esther Gordillo. La líder sindical, amiga de varios personajes élite de la política mexicana, quiso jugar con sus propias fichas al crear este partido de color azul cielo. Entre sus perfiles más polémicos se encuentra la candidatura presidencial de Gabriel Quadri, uno de los aspirantes a la presidencial más excéntricos de los últimos años. Tampoco olvidemos el histrionismo de Purificación Carpinteyro.

Luis Castro, el último hombre a cargo del desaparecido Panal, asegura que cuentan con el número de militantes y todos los requisitos que exige el INE para crear nuevas fuerzas políticas. Castro promete que antes de terminar enero del 2019 ya habrán presentado ante las autoridades electorales las credenciales y el papeleo necesario para buscar la creación de este nuevo partido, dejando bien en claro que no buscan revivir a Nueva Alianza.

Aún sin un nombre en concreto, esta nueva fuerza política podría sumar a los comités que mantenía Nueva Alianza en varios estados del país. Recordemos que este partido político siempre fue un gran amante de las coaliciones, por lo que la nueva fuerza que pretenden crear Castro y compañía podría seguir esa tendencia de apoyar a partidos más grandes como el PAN, Morena o el PRI.

Castro promete que para buscar la creación de este partido cuentan con comités en Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tlaxcala, Yucatán, Zacatecas, Aguascalientes y Baja California Sur. A pesar de que Castro presumió un gran número de personas que apoyan esta causa, no debemos olvidar que Nueva Alianza apenas logró 1.3 millones de votos en la pasada elección, una cifra que apenas rozó el 2.3% nacional, con lo que el partido no pudo permanecer activo.

Para la búsqueda de este nuevo partido, Luis Castro asegura que se seguirá respetando una agenda bastante similar a la que mantenía Nueva Alianza. Con propuestas a favor de los pueblos indígenas, la educación por encima de todo: pública, laica y gratuita, igualdad de género, defensa de los derechos humanos, libertad religiosa, entre otras propuestas típicas en las oferta política de los partidos liberales. Nueva Alianza sentaría entonces las bases de cómo operaría este grupo político, en caso de ser aceptado.