¿Qué prendió la chispa en la toma de Tlahuelilpan?

- Por

La primera tarea del primer fiscal mexicano es todo menos sencilla. A un día de ser nombrado oficialmente, Alejandro Gertz tiene que resolver un caso sumamente complicado. En una explosión colosal han muerto 73 personas y 74 más sufren quemaduras severas en su cuerpo. Todo derivado de una toma clandestina, parte de las acciones respuesta a la guerra contra el huachicol encabezada por el presidente.

Son pocos los videos que muestran realmente el caos que vivieron las víctimas. En uno de ellos, el más compartido en redes sociales, se alcanza a ver como corren varias personas envueltas en llamas. Los gritos y la enorme llamarada mantienen en shock a millones de mexicanos. Por lo tanto surge la pregunta: ¿qué prendió la chispa en la toma de Tlahuelilpan?

La fiscalía mexicana estrena declaraciones señalando que la causa del chispazo inicial se pudo dar por la gran cantidad de octanaje en la zona y la ropa de los pobladores que estaban recolectando gasolina que brotaba como fuente del ducto picado por huachicoleros. Esta teoría es la inicial y podría descartar la versión de que alguien provocó la explosión, teoría que se comparte en varios comentarios en redes sociales.

“En el momento del siniestro esa gasolina tenía mucho octanaje, lo que genera gases letales. Muchas de las personas usan ropa de contenido sintético, que también tiene posibilidad de generar reacciones eléctricas. Ese es un principio de investigación”, comentó el fiscal mexicano. Esta teoría funciona es altamente compleja y puede dar lugar a muchas interrogantes, pero por el momento se genera gracias a declaraciones de personas que estuvieron presentes y los peritajes iniciales.

Pero no por esto se descartan otras líneas de investigación. El gobierno mexicano se ha comprometido a aclarar qué sucedió en la noche de Tlahuelilpan, la segunda gran tragedia durante la era López Obrador (recordemos el accidente mortal que terminó con la vida de dos pilotos, un trabajador y un matrimonio panista). Para avanzar en el caso, Gertz no descarta otras posibles causas del chispazo inicial en la explosión en Hidalgo, aunque la más sólida hasta el momento es la del octanaje y la ropa sintética.

Por la tarde del viernes 18 de enero, 2019 se registró una explosión en el ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en…

Publiée par VICE en Español sur Samedi 19 janvier 2019

Distinto a otras tragedias en el mundo, el caos que se vivió en México fue muy bien fotografiado. En todo el mundo se han compartido imágenes de los cadáveres calcinados, las personas corriendo con la piel colgando de sus rodillas y varios cráneos expuestos que quedaron después de que se apagara el fuego nocturno. Esto ha encendido las alarmas en el mundo, al descubrir los estragos del robo de combustibles en un país lleno de petróleo.

Los testimonios recabados por las personas que estuvieron cerca del ducto abierto señalan que había decenas de presentes bañados en gasolina. Desde que se supo de la toma clandestina, en el pueblo de Tlahuelilpan (de apenas 20,000 habitantes) se corrió la voz de que se regalaba gasolina, por lo que muchos fueron con tambos a surtirse de la gasolina que brotaba y algunos más solamente iban de mirones. El roce de la ropa sintética, en combinación con los gases liberados por la gasolina, pudo iniciar la explosión.

Por el momento hay 59 carpetas de investigación derivadas de la tragedia y se espera que los análisis químicos de la escena puedan dar más rastros de qué fue lo que arrancó el infierno en Hidalgo. Después de semanas de desabasto y de una férrea guerra contra el robo de combustible, esta explosión evidencia los alcances del crimen organizado y su inevitable control de territorios rurales.