Chihuahua cuida a sus animales con nuevos pasos de fauna

- Por

No es común que dentro de las legislaciones estatales en México se generen grandes avances en materia de protección animal. Las organizaciones civiles y oenegés han pujado para que la vida animal se incluya en la agenda legislativa nacional, por lo que poco a poco se empieza a ver un cambio en la defensa de la integridad de la flora y fauna mexicana.

El último gran paso lo acaba de dar Chihuahua. El congreso local acaba de aprobar la creación de varios pasos de fauna, una tendencia global que respeta el entorno de los animales y la vegetación de una zona determinada por donde pasen construcciones viales. En este caso, las carreteras chihuahuenses habrán de respetar el entorno con estos pasos de fauna.

Todo quedó fincado gracias a una reforma en la ley de transporte del estado norteño. Se sabe que Chihuahua, al ser el estado más grande del país, alberga también a un amplio ecosistema de animales y vegetación. Ahora, todo nuevo proyecto vial tendrá que crear estructuras en beneficio de la vida animal y vegetal del estado gobernador por el PAN.

Con esta medida se protegerá a animales únicos de la región como mapaches, borregos, perros de la pradera, bisontes, osos negros y otros animales de clima desértico.

La aprobación de esta reforma a favor del ecosistema local es una llamada para que más congresos estatales en México consideren el respeto a la flora y fauna de cada entidad a la hora de generar grandes proyectos viales. Ahora en Chihuahua habrán túneles o puentes creados exclusivamente para que transiten por ahí animales nativos de la región, además de que crezca vegetación y no se altere su crecimiento en áreas con trazado vial.

En los pasos de fauna se concentrará exactamente el entorno al que los animales y la vegetación están acostumbrados en los tramos que rodean las carreteras. Con esto, podrán transitar libremente sin estar expuestos a los vehículos a gran velocidad o los graves daños de grandes extensiones de cemento en áreas naturales. Además, estos pasos de fauna protegen a los conductores, ya que se reducen los accidentes ligados al atropellamiento de animales en las carreteras.

Que esto se genere en Chihuahua es un gran paso, ya que este territorio posee más de 19,720 kilómetros de tramo carretero. Además, Chihuahua es una vía impresindible entre el tránsito vehicular para pasar de Estados Unidos a México a través de la frontera. Por lo tanto, los pasos de fauna eran más que urgentes. Legisladores y activistas de la entidad norteñas esperan que otros estados se sumen a esta exigencia en pro de la vida animal y la sustentabilidad.