Campesinos en Oaxaca recuperarán derecho al agua para el campo

- Por

Los campesinos de 16 comunidades de los Valles Centrales de Oaxaca resolvieron la escasez de agua en la región a través de sistemas de captación. Sin embargo, no pueden usar libremente el líquido para la agricultura porque el marco regulatorio de la Conagua se los impide.

Hace 13 años, las comunidades construyeron retenes, hoyas y pozos de absorción con el que resolvieron su carencia del líquido, luego que se secara la zona por la ampliación de la frontera agrícola.

Pero no podían usar esa agua libremente porque existe un decreto de 1967 que limita el uso del agua para cuestiones agrícolas, lo que a su ves genera falta de trabajo y migración en la zona.

Para resolver el problema, las comunidades crearon la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y Defensa del Agua (COPUDA) en 2009, que propuso tener derecho preferente de libre acceso al agua, ya que la Conagua no distribuye el líquido de forma igualitaria.

Ya como asociación buscaron un amparo con el que se modifiqué el decreto de uso de agua en sus comunidades. La primera fase para lograrlo era una consulta sobre el manejo y aprovechamiento del agua.

Sin embargo, esta primera fase se prolongó tanto que el gobierno anterior decidió suspenderla, argumentando que había discordancia entre la propuesta de la COPUDA y la respuesta del Gobierno.

Hugo Aguilar Ortiz, encargado de la Coordinación de Derechos Indígenas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), explicó que todo se detuvo, hasta la llegada del nuevo gobierno.

“Si la propuesta avanza, en cinco meses se podría concluir”, afirma Aguilar Ortiz.

La fase de consulta no ha terminado pero podría avanzar y tener una resolución favorable, que ademas podría sentar un precedente normativo, explica Rodrigo Galindo, gerente de Programas de Oxfam México, organización que acompaña a las comunidades de los Valles Centrales.

La semana pasada, el director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes; la subsecretaria de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Katya Puga Cornejo, y el Gerente de Aguas Subterráneas de la Subdirección Técnica de la Conagua se comprometieron a reanudar la consulta.

Para solucionarlo, se perfila un acuerdo en el que las comunidades zapotecas y el estado administren el agua, siendo los dos corresponsables del cuidado y saneamiento.

De igual manera, se plantea la posibilidad de un nuevo decreto en el que se respete el derecho de las comunidades a tener su propia reglamentación comunitaria para el uso y aprovechamiento del agua.

Por su parte, los integrantes de COPUDA esperan que este problema se solucione cuanto antes, sobre todo porque las comunidades tienen la experiencia necesaria para cuidar el acuífero.

Lee la investigación completa en Animal Político