Calderón y Peña gastaron 54,000 millones en dar seguros médicos privados

- Por

Están enfurecidos. La mayoría de los burócratas y funcionarios públicos que tendrán que ir al ISSSTE a atender sus problemas de salud no encuentran lógica en el hecho de que el gobierno mexicano les haya quitado sus seguros médicos privados. Estos costaron al erario mexicanos más de 54 mil millones de pesos durante los doce años que gobernará el PAN y el PRI en México.

El sexenio de Felipe Calderón resultó ser uno de los que más consintió este trámite que aún gozan ministros, jueces y magistrados del poder judicial. No bastando con los servicios de salud regulares a trabajadores del estado, se invirtieron miles de millones de pesos en dar un trámite de salud especial a ciertos trabajadores. Durante el sexenio del panista michoacano se invirtieron 21,151 millones de pesos para atención médica privilegiada a burócratas.

Estos beneficios incluyen seguros de vida privados, separaciones, gastos médicos mayores, seguros de vida, retiros e incluso seguros para motocicletas y autos privados. Estos beneficios no solamente los tenían algunos funcionarios públicos mexicanos, también los recibieron sus esposas, concubinas, hijos y parejas del mismo sexo. Entre los beneficiados están varias secretarías del gobierno federal, organismos autónomos y universidades mexicanas. La cifra se empezó a aumentar con el gobierno calderonista y cuando regresó el PRI al poder los montos se dispararon.

Con la llegada de Enrique Peña Nieto, estos seguros médicos privados tuvieron costos por 33,552 millones de pesos durante todo su mandato. El gobierno priista no solamente elevó esa cifra, también aumentó la cantidad de personas que podían acceder a estos privilegios. Tan solo en 2018, el último año de gobierno peñista, se aprobaron 3,418 millones de pesos para seguros médicos privilegiados.

Este servicio especial, muy por encima del ISSSTE o IMSS, cubre desde enfermedades regulares, hasta fallecimientos, enfermedades terminales, daños a terceros, invalidez, incapacidades, cirugías, retiros, entre otros beneficios. Lo escandaloso es que estos montos superan a los presupuestos anuales de ciertos estados y los montos totales durante los dos sexenios son mucho más del dinero que se le da a las mejores universidades públicas del país, la UNAM y el IPN.

Parte de los grandes ganadores de estos seguros médicos y de vida son las aseguradoras privadas. Un ejemplo: MetLife ganó 2,700 millones dando seguro médico privado a cada diputado mexicano en la anterior legislatura. Para la nueva titular de la auditoría superior, no es posible este tipo de dispendios y ya se cancelaron los contratos para mantener estos seguros. Con esto, promete la morenista, se ahorran hasta 5,000 millones de pesos.

Lo cierto es que el plan de austeridad de López Obrador (de donde provienen estos recortes) no ha fascinado entre los sectores que más se han beneficiado de los gastos y pagos excesivos durante el gobierno de Enrique Peña y Felipe Calderón. Las bancadas del panismo y priísmo aseguran que el recorte de sueldos y las medidas de austeridad no terminarán con la corrupción en México y que se quedarán sin atención especial miles de funcionarios públicos y burócratas del país.

Entre los más beneficiados por estos seguros de vida y gastos médicos privados está el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el sistema tributario mexicano, la policía federal, la PGR, la secretaría de gobernación, la del Medio Ambiente, la del Trabajo y la secretaría de economía. Tan solo el CJF gastó 25,217 millones de pesos para asegurar de lujo a sus empleados, seguidos por el SAT que concedió seguros especiales por 9,550 millones de pesos.

Mira toda la información en esta nota de El Universal.