Gobernadores quieren una Guardia Nacional temporal y con mando civil

- Por

En el marco de la primera audiencia pública sobre la creación de la Guardia Nacional, los gobernadores de Campeche, Michoacán, Guerrero, Querétaro, Colima y Zacatecas afirmaron que sí están de acuerdo, siempre y cuando, el control de la seguridad pública sea temporal y tenga un mando civil.

Las condiciones de los gobernadores

De acuerdo con los mandatarios, dichas condiciones aseguran el correcto funcionamiento de la Guardia Nacional, en pro de la ciudadanía; así lo indicaron ante los legisladores en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

También se pronunciaron a favor de que la Guardia Nacional no tenga facultades para investigar los delitos por su cuenta, lo cual, a decir de los gobernadores, protegería las instituciones y a los ciudadanos.

Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador del Estado de Campeche y presidente de la CONAGO afirmó que se requiere una amplia discusión parlamentaria sobre la Guardia Nacional, para cuidar mucho las funciones se le van a encomendar, pues éstas tienen que ser claras.

Moreno indicó que se debe respetar el federalismo, las soberanías estatales y los derechos humanos; aunque agradeció a las Fuerzas Armadas por su labor, pues recalcó que formar policías es un proceso que lleva años, pero debe hacerse.

En tanto, Ignacio Peralta, gobernador de Colima, dijo estar de acuerdo con la creación del cuerpo de seguridad; aunque precisó que debe estar en manos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSP) y no adscrita a la Defensa Nacional, como lo aprobó Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

Guardia Nacional vs inseguridad

Peralta advirtió que esta medida vulnera el federalismo, ya que estipula que dentro de los dos años siguientes, a partir de la entrada en operaciones de la Guardia Nacional, el Consejo de Seguridad Interior realizará un diagnóstico para determinar el estado de fuerza y las capacidades institucionales de las corporaciones, así como de las entidades federativas respecto a la seguridad pública.

Por su parte, Silvano Aureoles, gobernador del Estado de Michoacán, indicó que es falso que el problema de seguridad pública se vaya a resolver con el Ejército y la Marina en las calles.

Aureoles agradeció el apoyo de las Fuerzas Armadas, pero rechazó que éstas se encarguen de la seguridad pública, porque hay que cuidarlas. “Es nuestro último asidero, pero hay que regular y poner temporalidad”, precisó.

Para Héctor Antonio Astudillo Flores, gobernador de Guerrero, la Guardia Nacional no va a resolver el problema de la inseguridad, pero por lo menos, algo se tiene que hacer.

“El problema de México no es de ideología, tampoco es un problema financiero, la violencia golpea todos los días, no respeta pluralidad, horario ni región, no respeta derechos humanos”, explicó Astudillo.

Sin embargo, el guerrerense recalcó que es necesario darle un marco jurídico a las Fuerzas Armadas, y destacó la importancia de las tres leyes reglamentarias que deben crearse para que la Guardia funcione.

¿La Guardia Nacional atenta contra la Constitución?

En respuesta a las inquietudes de los gobernadores, Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena en San Lázaro recalcó que no se debe perder el tiempo en el debate por ideologías, prejuicios y temores.

Delgado aclaró que hay una propuesta que ha hecho López Obrador para, desde la Constitución, se diseñe una institución que sea capaz de enfrentar la ola de inseguridad.

Al respecto, el presidente López Obrador en entrevista para El Financiero Bloomberg, indicó que su administración sólo busca hacer uso de las Fuerzas Armadas, como ocurrió en los dos sexenios anteriores.

Pese a ello, hay una diferencia de fondo, pues él busca atender la seguridad pública, no sólo combatir la delincuencia organizada.

AMLO recalcó que por orden constitucional ni el Ejército ni la Marina pueden participar en tareas de seguridad pública; mientras que la Policía Federal cuenta con 20 mil elementos operativos, y para hacer trabajar a la Guardia Nacional, se requiere contar con entre 120 a 150 mil elementos.

Mientras tanto, las audiencias públicas continuarán hasta el próximo 12 de enero en la Cámara de Diputados, para escuchar las opiniones de especialistas y ciudadanos, previo a la discusión del dictamen con el que se crearía dicha institución.

Con información de El Financiero Bloomberg, Excelsior y Animal Político