Se van a abrir todos los archivos secretos del Cisen: AMLO

- Por

Durante años en México operó una policía secreta de la cual se sabe muy poco. Fueron quienes operaron el programa de espionaje telefónico Pegasus, una de las grandes polémicas del gobierno peñista, en donde se descubrió que se espiaba a activistas, comunicadores, rivales políticos, entre otros. Se trata del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), que ahora ha quedado cancelado bajo la promesa presidencial de que nadie será espiado en su gobierno.

López Obrador anunció que lo poco que se sabe sobre esta policía política tendrá un cambio. A través de un decreto presidencial, el tabasqueño promete revelar toda la información sobre esta policía secreta que operó en el país durante los sexenios de Acción Nacional y su fuerte actividad durante la administración de Enrique Peña Nieto. “Se van a poder consultar todos los expedientes”, aseguró el ahora presidente.

Recordemos que se sabe del Cisen al menos durante los últimos 29 años. Desde que Salinas de Gortari llegó al poder federal, la información sobre un cuerpo policiaco secreto que espiaba a rivales se hizo cada vez más grande. Esto permaneció durante la administración de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto. Uno de los políticos más investigados por el Cisen fue precisamente López Obrador.

En una campaña permanente desde 2006, cuando se lanzó por primera vez como candidato presidencial, el tabasqueño se mantuvo como uno de los grandes críticos a las administraciones calderonista y peñista. Se le preguntó al presidente si ya había tenido oportunidad de leer todos los documentos que se han acumulado sobre él. Obrador aseguro que no ha tenido acceso, por lo que un decreto presidencial sacará a la luz todos los archivos secretos de esta policía política.

Activos al menos desde 1989, el personal del Cisen ha mantenido vigilancia constante a rivales políticos, según la administración en turno. López Obrador llegó al poder afirmando que se terminaría con esta red de espionaje y escuchas, prometiendo una libertad total de expresión en el país. En el 2017 se reveló que desde el Cisen operaba una red de espionaje a periodistas y activistas en México. En ese momento, Osorio Chong negó toda relación del software Pegasus con el gobierno mexicano.

A su llegada al poder, López Obrador tendrá acceso a millones de documentos clasificados. Pero muchos de ellos tienen candados y serán abiertos durante varios momentos entre 2020 y 2030. Esta práctica de reservar información desde lo legal es una actividad recurrente por parte de exmandatarios para blindar ciertas acciones que se hicieron durante sus administraciones. Por lo tanto, el decreto presidencial de Obrador podría sacar antes de tiempo todos los archivos secretos del Cisen.