Antiguo jefe de escoltas de Peña Nieto es investigado por huachicolero

- Por

La guerra contra el huachicoleo que enfrenta el nuevo Gobierno apenas comienza, desde el día en que el presidente López Obrador anunció la toma de instalaciones estratégicas y de intervención, no paran de caer implicados en la actividad delictiva que significa pérdidas para Pemex de más de 50 mil millones de pesos al año.

En es contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que elementos del Ejército mexicano encontraron el lunes en Salamanca una instalación clandestina que consistía en una manguera de tres kilómetros desde los tanques de gasolina de la refinería hacía un depósito en el exterior, que era utilizada para saquear de combustibles a Petróleos Mexicanos.

También reveló que el general de brigada Eduardo León Trauwitz, quien fue jefe de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, está bajo investigación por el saqueo de combustibles en la petrolera mexicana.

Un reportero cuestionó al presidente sobre si se está investigando y si sigue en el cargo el general León Trauwitz, quien había sido además jefe de escoltas con Peña Nieto en el estado de México y luego le dieron el encargo de cuidar los ductos de Pemex. Fue la primera vez que salió el nombre.

López Obrador preguntó a los reporteros quién conocía sobre el caso. Sólo uno de ellos lo sabía. “Pues sí, existe el General”, dijo. “Pero no se sabía nada”, dijo el mandatario.

Agregó: “Ahora se sabe porque se le menciona en asuntos que tienen que ver con la seguridad de Pemex. Él estaba a cargo de la seguridad”, precisó.

Los reporteros insistieron sobre si se estaba investigando al General, a lo que el presidente respondió: “Está en una lista de personas que se investigan con relación a esto, sin que haya todavía nada definitivo. Se está investigando a todos los que tienen que ver o tuvieron que ver”, añadió López Obrador.

Señaló que en todos los casos se está trabajando con lo que tiene que ver la investigación en general. También dijo que le “preocupa mucho que sean detenidos gentes humildes, pobres, que no sepan que ahora ya el robo de combustible es un delito grave sin derecho a fianza”.

La simulación de un general

En mayo de 2016, el general brigadier Eduardo León participó en un evento público en el que dijo respecto al huachicoleo:

“Estas mermas se ven engrosadas por el mercado ilícito de combustibles, flagelo que afecta en las vertientes de oferta y demanda. En este esfuerzo, Petróleos Mexicanos materializa a través de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica un combate integral, que busca atacar en sus diversas vertientes las formas de actuar de la delincuencia organizada y la corrupción al interior de la propia empresa”.

Al respecto de las cifras de los robos de combustible en el país, López Obrador revelo: “Vamos logrando el propósito de que no se roben los combustibles”.

Señaló que antes del plan contra el robo en promedio eran 787 pipas diarias; con el plan se ha bajado a 177 pipas diarias. Es decir, 610 pipas menos diariamente. En total se han robado, desde que iniciamos el plan, 8 mil 540 pipas menos. Si se colocaran las pipas una tras otra, son como 80 kilómetros de pipas las que ya no se han robado”.

Dijo que traducido en dinero ha significado un ahorro de 2 mil 500 millones de pesos.

El presidente mexicano reconoció también que sí sale más caro el traslado de gasolinas por pipas, pero que “sale mucho más caro que se la roben”.