Niegan el preciado amparo que solicitó Romero Deschamps

- Por

Todos sabemos que cuando un político de alto poder decide ampararse es porque la policía está a nada de tocar a su puerta. Esta tendencia a conseguir protecciones legales ante escándalos se ha repetido durante los últimos años (recordemos el amparo que consiguió Enrique Peña antes de terminar su mandato para no ser ligado a la investigación del caso Chihuahua). Ahora, Romero Deschamps intentó hacer lo mismo.

Pero la pequeña sensación de paz que pretendía el síndico petrolero se ha esfumado. El juez federal Jesús Alberto Chávez acaba de negar que proceda el tan ansiado amparo que evita que Deschamps pueda ser detenido como parte de las acciones legales de la guerra contra el huachicol. El presidente de México mantiene una dura lucha para terminar con esta gran mafia de saqueadores de combustible de la gran petrolera mexicana.

Con el rechazo a este amparo, parece que la justicia podrá sentar a Romero Deschamps en el banquillo de los acusados. Las investigaciones del robo a Pemex apuntan demasiado al sindicato que el priista controla desde hace décadas. Con desabastos de gasolina, vigilancia constante de ductos, detenciones y demandas, la guerra contra el huachicol parece que no terminará pronto. Esto generó que Romero Deschamps se fuera de “vacaciones”.

Por el momento nadie sabe en dónde está el líder sindical. Algunas versiones apuntan a Estados Unidos o Argentina, y desde los altos mandos del sindicato petrolero ya se teme que no vuelva al país en absoluto (una tendencia que mantenía Napoléon Gómez Urrutia y a la que acudieron Emilio Lozoya y César Duarte). López Obrador aseguró que el combate al huachicol no defenderá a ningún involucrado, por lo que se perseguirá a Romero Deschamps en el momento que surja la primer demanda.

En la torre de Pemex se han encontrado credenciales falsas, a disposición de miembros selectos del sindicato comandado por Romero. Además, se ha ido informado con el paso del tiempo que todo el gran robo de combustibles se orquestó desde dentro de la petrolera nacional, lo que involucra ya a exdirectivos, empleados y hombres fuertes del sindicato (uno de los más beneficiados por dinero federal).

Parece ser que Deschamps no piensa regresar a México para contribuir con esta pesquisa de huachicoleros. Esto a pesar de que en una carta, el líder sindical se mostró contento con la caza de ladrones de combustible en el país. La guerra contra el huachicol ya persigue a ciertos empresarios y políticos mexicanos, sin que caigan los pesos gordos, que exige la ciudadanía en redes sociales. El encargado de inteligencia financiera, Santiago Nieto, ya apunta a que se investiga ya las cuentas bancarias de los exdirectores de Pemex.

Deschamps ha comandado el sindicato petrolero desde 1993. Desde entonces ha tenido un pasado polémico y un acercamiento preocupante con el PRI, partido de donde fue senador durante prácticamente todo el gobierno de Enrique Peña Nieto. Con el amparo que solicitó, Deschamps buscaba no ser detenido por nadie perteneciente al poder judicial de la Ciudad de México, la policía federal, la agencia de Investigación Criminal, además de la recién creada fiscalía mexicana, encabezada por el serio Gertz Manero.

Pero no todo apunta a una rápida detención del sindicalista. Si bien su amparo fue negado, los abogados de Romero bien podrán impugnar esta decisión. Recordemos que Deschamps aseguró que al despacho de sus abogados se presentaron hombres vestidos de policías, quienes buscaban dialogar “un asunto” con el líder sindical más poderoso de México.

Mira toda la información en esta nota de SinEmbargo.