AMLO prepara miles de tandas para ayudar a micronegocios

- Por

La idea general es que sean las personas de bajos recursos las que más apoyos inmediatos reciban. Esta es la tendencia del nuevo gobierno encabezado por López Obrador, un hombre que buscó tres veces el puesto político más importante del país. Ahora que su gobierno está cumpliendo mes y medio, el tabasqueño ha anunciado un programas de “tandas del bienestar”, en donde se promete activar el papel de los micronegocios en México.

Para que esto funcione, asegura el presidente, es necesario contar con la confianza de las personas que estarán beneficiándose de esta oportunidad económica. A través de la secretaría del bienestar (antes Sedesol), se habrán de entregar 1 millón de créditos a la palabra, es decir, con la promesa de ser pagados. La intención es la de elevar el nivel de vida de pequeños comerciantes como abarroteros, talleres, pequeños productores, entre otros.

Lo que resulta distinto en este anuncio es que el programa se basará en las famosas tandas mexicanas. Recordemos que esta forma de préstamos entre personas se basa en el pago semanal constante de una suma prestada, pero para funcionar a la perfección es necesario contar con la puntualidad y confianza de los favorecidos. La estructura federal será de un pago cada mes hasta cubrir el préstamo total. En caso de que los beneficiarios paguen a tiempo, podrán acceder a otro préstamo en el 2020.

López Obrador señaló que su interés es el “que coman los campesinos, los que nos dan de comer, tengo el propósito también de que mejoren las condiciones de vida”, aseguró. Para fomentar la creación y el sustento de micronegocios afiliados al sistema tributario, el gobierno de izquierda pretende activar así una serie de estímulos económicos para los solicitantes más responsables.

Todo esto también forma parte de un programa para reducir la cantidad de negocios informales en el país, en donde se encuentran el 53% de los empleados en México.

“El que tiene un negocio pequeñito, una tiendita, un taller, cualquier actividad productiva, que necesite un crédito, va a recibir ese crédito, a la palabra, sin intereses, y hablo de tanda porque va a ir pagando mes con mes, sin intereses, termina el año, cumple, paga, tiene derecho a pedir más y seguir pagando”, comentó el presidente en su conferencia de prensa matutina, en donde dejó claro que la misión es solventar primero los problemas económicos de las personas en condiciones de pobreza.

Con el nombre “tandas para el bienestar”, el gobierno obradorista quiere eliminar la corrupción y opacidad que permeó durante todo el sexenio anterior con el tema de los programas sociales. A cargo de Rosario Robles, la secretaría encargada de estos apoyos a los mexicanos más pobres fue utilizada como herramienta electoral para dar estímulos solamente en tiempos de campaña o eran entregados con la intención de cooptar votos. El daño fue tan grave que la secretaría de Desarrollo Social tuvo que cambiar de nombre.

El presidente promete que se empezarán a repartir estos créditos en las próximas semanas y que serán los beneficiados quienes recibirán el dinero directamente. Esto se podrá lograr gracias a un acuerdo polémico entre el gobierno federal y Banco Azteca, una institución financiera privada que tendrá el control de las tarjetas que se entregarán a la ciudadanía favorecida con estas tandas.