AMLO defiende al SME y culpa al huachicol por la corrupción

- Por

Durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió al extinto Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y culpó a la industria del huachicol por toda la corrupción existente.

«Era el sindicato más democrático de México hasta que lo quebraron los neoliberales», indicó AMLO para referirse al citado organismo, el cual fue desmembrado, luego de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), decretada por el ex presidente Felipe Calderón en 2009.

Ex empleados de LFC y el huachicol

De acuerdo con el mandatario existe una clara relación entre la desintegración del SME y la industria huachicolera, que desde aquellos años ha crecido rápidamente en nuestro país.

El Presidente explicó que el huachicol está en todo, desde el gobierno, la compra de medicinas, la construcción, hasta la industria eléctrica, por lo que investigará los señalamientos de corrupción en las concesiones entregadas a las hidroeléctricas de Puebla.

Lo anterior en relación al caso de la empresa Necaxa, quien opera en nuestro país en asociación con una compañía portuguesa en el ámbito hidroeléctrico y cuyo personal son en gran parte, ex empleados de Luz y Fuerza.

Necaxa opera en México desde 2015 y durante las últimas semanas ha recibido severas acusaciones por delitos como robo de hidrocarburos y electricidad.

Ante este panorama, el mandatario indicó que la Secretaría de Energía (SE) recibió órdenes para dar seguimiento a las denuncias contra Necaxa por los actos ilícitos en la región, los cuales se han incrementado, debido a que un sector de su población que se encuentra en desempleo, tras la desaparición de LFC.

Apoyo al SME

Vale mencionar que luego de la extinción de LFC, 40 mil personas quedaron sin empleo , algunas de las cuales vivían en zonas como los municipios de Huachinango, Galindo y Necaxa en Puebla, por lo que es probable que algunas éstas hayan terminado dedicándose al robo de combustible y electricidad.

«Vamos a terminar con la corrupción y se va revisar todo, no va haber impunidad en estos contratos. Si hay denuncia, van a seguir su curso en las instancias correspondientes», enfatizó AMLO.

Respecto al SME, López Obrador calificó con “saña” la destrucción de un organismo, que a su parecer, era el más ejemplar y democrático del país, por lo que se comprometió a ver cómo puede apoyar a los ex empleados.

“Tenemos que buscar la forma de ayudar a los trabajadores y de resolver casos de corrupción que se hayan presentado no atribuibles a los trabajadores, sino a empresas que se valieron de la ocasión”, enfatizó el mandatario.