2018 ya es el año más violento en la historia reciente de México

- Por

Faltaban algunos datos para conocer realmente la cifra contundentes de muertes en el país. México cerró el 2018 con 34,202 personas asesinadas, con lo que se rompe el récord alcanzado un año antes y el año que acaba de terminar es ya el más violento del que se tenga registro en la historia de México. El país está sumido desde hace doce años en una guerra contra el narcotráfico y las muertes son más recurrentes que los avances.

Todo esto se enmarca en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto. El mexiquense ya tenía presión encima después de que en el 2017 se reportaron cifras de más de 23 mil personas asesinadas en el país, pero con el dato faltante de diciembre se repunta el clima de inseguridad y violencia heredado del último sexenio priista.

Prácticamente se repuntan homicidios dolosos en los 32 estados del país, algo que enciende las alarmas del nuevo gobierno federal. Con López Obrador al mando, las cifras de violencia no hay cambiado drásticamente y la explosión de un ducto ordeñado de Pemex en Hidalgo, eleva la cifra de muertos en este año en 89 personas. Con una línea que solamente sube, la estadística indica que en México no existen condiciones de seguridad para la ciudadanía.

Son al menos 24 estados los que han visto cómo se incrementa el número de víctimas por la violencia desatada. Entre grupos criminales, cárteles, huachicoleo, asaltos, robos y secuestros, el mapa mexicano y quienes lo habitan padece de una seria crisis de inseguridad rampante. Por lo tanto, diciembre del 2018 es ahora conocido como el diciembre más letal en México, después de que el gobierno de Enrique Peña abandonara sus funciones en noviembre y empezara un polémico y difícil mes para el gobierno obradorista.

Al menos 33,341 personas murieron el año pasado víctimas de homicidios dolosos, mientras que 861 muertes del total se trataron de feminicidios comprobados. Esto demuestra que las alertas de género y las solicitudes de más protección por parte de la ciudadanía no fueron escuchadas. 2018 es también el cuarto año con más homicidios en ascenso, después de que se dispara la violencia a partir del 2014. Ahora, hay al menos 23 homicidios en México por cada cien mil habitantes.

Estos datos duros son presentados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), quienes cada mes revelan un reporte con los datos de cada homicidio en el país. La situación se ha agravado en estados antes tranquilos como Guanajuato, Puebla, Ciudad de México, entre otros. Las peores cifras se perciben justo a mitad del 2018, teniendo a julio de este año como el más letal en los últimos años.

Muchos más feminicidios

En el caso de los feminicidios, del 2017 al 2018 se reporta un preocupante incremento del 13%, dejando en claro que las acciones para protección de mujeres en México no han operado de manera exitosa. También, y desde 2015 que se tiene registro, los feminicidios solamente han ido en aumento, a pesar de las llamadas de atención de organismos internacionales y colectivos en defensa de las mujeres mexicanas. Uno de los grandes problemas es que para 2014 no existía en varios estados el feminicidio como delito tipificado.

Los nuevos estados más violentos del país son sorpresivamente Colima y Baja California, seguidos del siempre presente Guerrero. En estos estados la violencia se ha desatado sin importar realmente qué partido esté al frente de sus administraciones. En el caso de Coahuila, Estado de México y Chihuahua, las cifras de muertes violentas continúan a pesar de la presencia militar en sus calles y las estrategias de seguridad constantes.