Ejército y Trabajo, los grandes beneficiados en el Presupuesto 2019

- Por

El presidente mexicano se levanta a las cinco de la mañana para atender a la prensa antes de iniciar labores. Después, los esfuerzos de López Obrador se concentran en hablar con todo su equipo sobre temas completamente variados. De repente alguien lo comunica con Donald Trump, luego hay que revisar el tema de los salarios del poder judicial y se suma a todo un llamado inmediato al líder del partido en la cámara baja. Entre este ajetreo, el tabasqueño verifica cómo va el presupuesto para su primer año de gobierno.

El Presupuesto 2019 adquiere relevancia porque se debe insertar, sí o sí, el plan de austeridad que prometió Obrador en campaña. Además, la distribución del dinero federal tiene que contemplar otras promesas como la duplicación de pensiones a adultos mayores, el abastecimiento en centros de salud, las becas-capacitación a jóvenes mexicanos y el tema de la seguridad nacional, su mayor dolor de cabeza. Quedan pocos días para definir esto.

Para ir avanzando en el tema, el tabasqueño ya le prometió a la prensa que no habrá nuevos impuestos y tampoco gasolinazos. Esto lo dice después de los constantes ascensos en tema fiscal y energético durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Pero también Obrador dejó en claro que buena parte de esos recursos irán a las fuerzas armadas, la secretaría del trabajo, la de salud y los programas sociales que darán soporte a su gobierno de izquierda. La principal crítica es cuánto de estos recursos fomentarán la militarización del país a través de la guardia nacional.

También se prevé una disminución considerable en el presupuesto del INE, un órgano que recibió 24,215 millones de pesos en este año. Recordemos que muchos de estos recursos financiaron las elecciones presidenciales, en donde López Obrador ganó con más del 50% de los votos. Sobre las paraestatales, el gobierno obradorista prometió mucho más recursos a Pemex, la CFE y el FCE, que ya lidera su cercano, Ignacio Taibo. La oposición cuestiona si dentro de este presupuesto se verán lesiones después de la cancelación del aeropuerto en Texcoco. Los hombres de números del gobierno aseguran que no.

Para avanzar en una guerra de doce años en contra de los cárteles del narcotráfico, López Obrador ha prometido mucho más dinero para la milicia. Su interés es militarizar aún más al país y hacer de los soldados y marinos los nuevos policías. La polémica guardia nacional de 50 mil elementos que pretende el tabasqueño tendrá todos los recursos financieros disponibles. “(Sedena) va a ser de las secretarías con mayor presupuesto porque se está contemplando reforzar todo el apoyo del ejército en la creación de la guardia nacional. Vamos a necesitar más elementos, se va a convocar a más elementos”, dijo.

El tema de la redacción del Presupuesto 2019 ha mantenido en suspenso a varios altos mandos del poder. En el judicial ya se ampararon para conservar sus salarios y también se debe tener en cuenta que Enrique Peña Nieto dejó al país con una deuda de más de 10 billones y el dólar a más de 20 pesos. Esto aprisiona las intenciones de la presidencia de México para impulsar proyectos. El tabasqueño asegura que hay dinero suficiente para cumplir con lo prometido después de doce años en campaña.

Una de las más beneficiadas será Luisa Alcalde, la actual titular del trabajo, quien verá duplicado el presupuesto de su dependencia. El plazo para entregar el Presupuesto 2019 será este sábado a las cinco de la tarde. Con esto, se podrá entender bien en qué consiste la cuarta transformación que habrá de arrancar formalmente el primer día del año que se acerca.