Pemex no ha comprobado 409 millones gastados en refinería de Oaxaca

- Por

Petróleos Mexicanos (Pemex) encara dificultades que van desde la falta de producción hasta la contaminación de mantos acuíferos en distintas partes del país; se sabe por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que Pemex no se hace responsable de todos los daños que causan sus actividades al medio ambiente, sumado a ello, la misma ASF ha señalado a la empresa por ejercer gastos no comprobables.

En 2017, Petróleos Mexicanos Transformación Industrial reportó haber gastado mil 337.8 millones de pesos para atender las contingencias ocasionadas por la tormenta tropical Calvin en la refinería Ing. Antonio Dovalí Jaime, ubicada en Salina Cruz, municipio del Istmo de Tehuantepec, en el estado sureño de Oaxaca.

Sin embargo, en 30.6% de esos recursos, es decir, en 409.8 millones de pesos no existe contrato o factura que justifique el gasto, además, se erogaron 20 millones 611 mil 500 pesos en “pagos indebidos” por simulación de trabajo.

El recuento de los daños

El 13 y 14 de junio de 2017 ocurrió la inundación que derivó en un incendio en las áreas de efluentes de la refinería, los daños imposibilitaron ponerla nuevamente en operación, lo que motivó la necesidad urgente de rehabilitar las instalaciones dañadas, como se señala en el reporte número 2017-6-90T9M-04-0508-2018 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El incendio provocó la quema de unos 500 mil barriles de crudo, lo que representó una pérdida de más de 3 mil millones de pesos, según informó en su momento Pemex; además que perdió en promedio 359 millones de pesos al día, por el paro que se prolongó hasta el 22 de agosto pasado, es decir, más de un año después de los siniestros.

Luego de los siniestros, Pemex Transformación Industrial reportó en la Cuenta Pública 2017 gastos por mil 337 millones 862 mil 400 pesos para el proyecto “mantenimiento de la capacidad de producción de la refinería de Salina Cruz (2013-2017)”, el cual consistió en la adjudicación de contratos de manera directa para atender la emergencia en la refinería.

Los contratos no justifican el gasto

ICA Fluor Daniel, filial de Ingenieros Civiles y Asociados (ICA), fue la empresa que obtuvo el mayor contrato con un monto superior a 599.1 millones de pesos; le siguió la empresa Consultoría Integral en Ingeniería, S.A. de C.V., que obtuvo un contrato por 9.2 millones de pesos por la elaboración de la ingeniería de costos, respecto de los trabajos derivados del siniestro, y la empresa GMG ENVIROSERVICE, S. C., con un contrato uno de 117.1 millones para la contención, recuperación, limpieza y disposición de residuos derivados de la emergencia en el área de efluentes.

Estos tres contratos representaron 725.3 millones de pesos, 54.2% del gasto total para la atención de la contingencia. Adicionalmente, la paraestatal sostuvo ocho contratos para atender la emergencia en la refinería por un monto de 202.6 millones de pesos para la revisión de los contratos por la emergencia ocurrida por la inundación e incendio.

Sumando esos contratos, son 927.9 millones de pesos soportados con facturas, codificaciones de pagos, descuentos y transferencias bancarias.

Los gastos comprobados dejan 409.8 millones no comprobables por Pemex, que el 21 de septiembre pasado intentó comprobar engrando una lista de gastos, como sueldos, prestaciones de inversión, adquisición de materiales, investigación y viáticos para las diferentes áreas, pero la ASF respondió que la lista de gastos no presentaba documentación necesaria para comprobarlos.

Por si fuera poco, la ASF descubrió pagos indebidos a la empresa ICA Fluor Daniel, que consistieron en la simulación de jornadas de trabajo, con el pago de secretarias, choferes y recepcionistas que no tenían relación con el personal que realizó los trabajos, por un monto total de 20 millones 611 mil 500 pesos.