Los millennials tienen peores salarios que sus padres o abuelos: Fed

- Por

Existe la creencia popular de que los millennials gastan demasiado en cosas poco importantes, lo que refleja su falta de capacidad económica para conseguir una vivienda digna. Pero en una revisión profunda se alcanza a ver que los hijos de la generación baby boomer no alcanza los salarios de sus padres, ni siquiera los salarios ya lastimados de la generación X (los nacidos entre 1965 y 1980).

La reserva federal de Estados Unidos (Fed) alerta que la economía de toda una generación que actualmente está ingresando al mercado laboral es mucho más baja comparada con las décadas finales del siglo veinte. Por lo tanto, no es correcto apuntar a que la falta de dinero o estabilidad económica de los millennials tenga algo que ver con su forma de consumo. Lo cierto es que existe una baja global de los salarios que hace imposibles a estas personas acceder a una vivienda o bienes como sus abuelos o sus padres.

Las cifras son alarmantes para un mundo sumido en el consumismo y el neoliberalismo. Los salarios de los baby boomer o la generación X cuando empezaron a laboral son prácticamente del doble de lo que reciben los millennial que acceden a sus primeros empleos. Si en los años cincuenta era posible mantener a una familia de cinco con el salario de un obrero, ahora mismo apenas un millennial puede mantenerse a sí mismo rentando una vivienda ajena.

Para encontrar culpables se puede mirar a las empresas en donde trabajan y al mercado laboral que ha fijado salarios precarios como estándar de la nueva vida laboral. En México, la mayoría de los salarios actuales apenas rebasa los 6,000 pesos mensuales y esto contrasta con las rentas de vivienda que se encuentra al menos en 5 mil pesos cada treinta días. Con estos salarios entregados por tiempos completos con derecho a apenas una semana de vacaciones anuales, es imposible que la generación millennial se acceda a bienes de la misma forma que lo hicieron sus padres. Es decir, se gana al menos 20% menos que sus padres y abuelos.

En cuestión de deudas con bancos y otros entes financieros, los millennials mantienen el mismo nivel de deudas que la generación X y los baby boomers (tus abuelos). Pero a diferencia de estas dos últimas generaciones, los millennials no gozan de prestaciones laborales completas que les permitan pagar sus deudas. En un país en donde los contratos temporales y la negativa a brindar seguridad social es una tendencia, las deudas se incrementan para acceder a una calidad de vida digna.

Para entender la vida laboral de la generación millennial es necesario regresarnos hasta los efectos de la desastrosa recesión del 2007, en donde el mundo entero recibió el impacto de las malas decisiones de la industria inmobiliaria estadounidense. Si bien el estudio de la Fes se concentra en el análisis financiero de la generación millennial yanqui, los impactos de la recesión del 2007 al 2009 fueron globales y aún dejan ver cicatrices en los salarios de buena parte del planeta.

Por lo tanto la cartera millennial ha tenido que lidiar con problemas financieros heredados de los baby boomers y los entonces jóvenes X. Muchos de los afectados ni siquiera comprenden qué pasó en el 2007. La Fed asegura que no hay gastos extras de alto impacto como para determinar que los millennials están destruyendo su futuro económico. Se gasta de igual forma que sus padres y abuelos, en alimentación, vivienda y vehículos, es decir, necesidades humanas básicas en su mayoría.

Actualmente, comprar un auto o iniciar un crédito hipotecario en México es todo un infierno para los millennials. Los bancos se niegan a financiar a jóvenes por su bajo nivel de ingresos y porque tampoco tienen empleos asegurados. Esto impacta aún más a las jóvenes mexicanas, que ganan un 20% menos que los hombres, lo que deja ver una crisis a futuro, en donde solo cierto grupo selecto tendrá acceso a un hogar propio. Por el momento, el transporte público, las deudas en la tarjeta de crédito y la renta de vivienda será la tendencia.