Primero Corona y ahora Marlboro está inviertiendo en marihuana

- Por

El crecimiento imparable de la industria cannabica es innegable. Las naciones que se niegan a lidiar con la legalidad de la marihuana se están negando de beneficios económicos bastante interesantes. En Estados Unidos y Canadá, la cannabis está generando ganancias de 48,000 millones de dólares y la cifra solamente crece. Para intentar subirse a esta industria verde, la compañía Altria ya está inyectando millones para generar productos con cannabis.

La firma es la dueña de la marca Marlboro y la inversión inicial al mundo cannábico fue de 1,800 millones de dólares. Con esto, queda claro que incluso los magnates del tabaco prefieren pasar parte de sus activos a la marihuana que competirles directamente. Sobretodo en un mundo en donde esta planta se está legalizando para su uso médico a un nivel bastante rápido. En países de fumadores de tabaco como Estados Unidos, México o Uruguay, la cannabis se está abriendo paso, por lo que está inversión es una de las tantas que la industria tabacalera podría generar a favor de la marihuana.

Altria ha inyectado este dinero en la empresa canadiense Cronos Group, una de las empresas cannábicas más poderosas del continente americano. Recordemos que han sido los canadienses quienes más han aperturado el desarrollo de la industria cannábica internacional a través de centenas de empresas que surten de medicamentos y marihuana medicinal a varias naciones del planeta. Canadá es junto a Uruguay las dos únicas naciones del planeta que permiten el consumo lúdico de la planta.

Por lo tanto, la empresa dueña de Marlboro ya piensa en la apertura que han tenido varios gobiernos estatales de Estados Unidos. Desde Nevada hasta California, pasando por Washington y la ultraconservadora Utah, la aceptación de la cannabis médica y lúdica avanza sin parar. Todo esto a pesar de que el gobierno del republicano Donald Trump repudia a la planta y mantiene una política de cero tolerancia a legalizar la marihuana en todo el territorio yanqui. Sin embargo, los estados son independientes y han legalizado sin problema.

Y es que han puesto atención a las cifras. En Estados Unidos la venta de productos ligados a la cannabis generó 9,200 millones de dólares en el 2017, el gran año de la apertura hacia la planta. Para este año, se prevé un incremento sólido en ventas relacionadas con la industria verde, en donde las tabacaleras quieren participar después de años de impuestos y censura a los cigarros. Al paso que va, la industria cannábica estadounidense podría generar 47,300 millones de dólares en diez años.

La empresa Cronos Group es una de las más sobresalientes en la industria cannábica canadiense. Generan aceites derivados de la cannabis, además del cultivo, cosecha y venta de marihuana medicinal para toda la nación del maple. Pero no solamente Altria ha invertido en la empresa, quiere ser el dueño mayoritario. Los 1,800 millones son parte de un primero pago que se extendería a 1,400 millones más para adquirir el 55% de la empresa, lo que haría de los padres de Marlboro los nuevos titanes de la industria cannábica canadiense.

No son los únicos grandes que buscan acercarse a la marihuana. La empresa cervecera Constellations Brands, padres de la cerveza Corona, también ha sacado la cartera para inyectar 4 mil millones de dólares en la empresa Canopy. Todo esto nos muestra cómo las inversiones de los titanes tabacaleros y cerveceros apuntan a conquistar un mercado verde que está por explotar.

México está por legalizar la marihuana para uso médico y lúdico en todo el país, así que participaría de lleno en estas ganancias. La secretaria de gobernación ya tiene redactado el documento en donde la nación del maíz le abriría la puerta a la marihuana después de décadas de satanización de la planta. Se estima que México podría generar ganancias de 1,700 millones de dólares si se abre al mercado cannábico. Los primeros productos con cannabis ya están listos para entrar en las farmacias mexicanas.