Diputados votarán para que padres de niños con cáncer puedan contar con licencias laborales

- Por

El próximo mes de enero de 2019 podría comenzar con la aprobación de una reforma en la Cámara de Diputados, que ayudaría a los padres de niños con cáncer, con licencia laborales con el fin de que puedan ausentarse de uno a 28 días, para que puedan acompañar a sus hijos al tratamiento médico sin que corran el peligro de perder su trabajo.

Se trata de un proyecto impulsado por la fundación Cáncer Warriors México, que tras ser presentado en octubre del 2017, está apunto de verse aprobado en el periodo extraordinario de sesiones de la Cámara de Diputados.

Esta propuesta fue avalada por unanimidad con 87 votos el pasado mes de abril en el Senado de la República, siendo reformadas layes del Trabajo; del Seguro Social; y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Dando paso a que el pasado 23 de diciembre la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados la avalara también por unanimidad con 46 votos a favor.

¿Qué plantea el proyecto?

Ante la situación de que los hospitales públicos y privados en México, exigen a los padres de niños con cáncer de permanecer las 24 horas del día a su lado para su atención, y la negativa de que algún otro familiar los pueda acompañar, sumado a que muchos padres pueden ser despedidos de su trabajo por ausentarse, se creó el proyecto que busca apoyarlos con las licencias laborales.

De acuerdo con la fundación Cáncer Warriors México, es una iniciativa que apoyaría a más de 23 mil familias que viven un caso de cáncer infantil en sus hogares, estimando también que cada año surgen 5 mil nuevos diagnósticos.

El proyecto plantea que los empleados formales cuyos hijos padezcan cualquier tipo de cáncer puedan ausentarse de uno a 28 días sin que puedan ser despedidos: “se expedirán tantas licencias como sean necesarias durante un periodo máximo de tres años sin exceder 364 días, los cuales no necesariamente deberán ser continuos.”

Las licencias también contemplan que el trabajador pueda conservar hasta el 60% del salario que percibe.

El IMSS o el ISSSTE podrán expedir constancias a los trabajadores asegurados que acredite el padecimiento oncológico y la duración del tratamiento, a fin de que el patrón tenga conocimiento de la licencia.

El trabajador que solicite el permiso deberá contar con 30 semanas cotizadas anteriores a la fecha del diagnóstico del niño, y en caso de no cumplir con dicho requisito, tendrá que tener al menos 52 semanas inmediatas previstas al inicio de la licencia.

Sólo estarán cubiertos los casos de los menores que tengan 16 años, y las licencias solamente podrán ser otorgadas al padre o madre del niño, o en bien al tutor. Mientras que los patrones estarán obligados a otorgar las facilidades correspondientes para las licencias.

De ser aprobada la reforma en el próximo periodo extraordinario de Sesiones de la Cámara de Diputados, se tiene previsto que el Ejecutivo la promulgue en el Diario Oficial de la Federación, el 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil.

Con información de Sin Embargo y ADN Político