Las trabajadoras del hogar deben contar con seguro social: Suprema Corte

- Por

Tras la demanda ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de una trabajadora del hogar, quien laboró 50 años con una familia; el organismo dio su veredicto dictaminando que es discriminatorio que las trabajadoras del hogar no tengan IMSS.

La Suprema Corte indicó que la inscripción de las trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no será de carácter voluntario, sino obligatoria para los empleadores.

El Amparo Directo 9/2018 interpuesto por la mencionada empleada exigió el reconocimiento de prestaciones como indemnización constitucional, pago de salarios caídos, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, prima de antigüedad y del tiempo extraordinario, así como una inscripción retroactiva ante el IMSS.

Analizando el caso, la Corte llegó a la conclusión de que es inconstitucional excluir a las trabajadoras del hogar del régimen obligatorio del IMSS, como lo señaló el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán.

Discriminación contra el trabajo en el hogar

Según la SCJN, no existe alguna razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca una discriminación injusta contra dichas trabajadoras.

Los magistrados consideraron que dejar fuera el trabajo doméstico del régimen obligatorio del IMSS, afecta a las mujeres en mayor medida, pues estadísticamente nueve de cada 10 empleados del hogar son féminas, detalló la Corte en un comunicado.

El organismo dejo en claro que el trabajo domestico, ya de por sí implica sufrir largas jornadas y condiciones no aptas para el trabajo; además de bajos salarios, lo cual impide a los trabajadores acceder a prestaciones sociales y generar un proyecto de vida en condiciones óptimas.

El amparo concedido por la Corte, hizo visible esa situación discriminatoria y ordenó al IMSS trabajar en un programa piloto en un plazo prudente, a más tardar el primer semestre de 2019, para ejecutar un régimen especial de seguridad social.

Tal programa deberá contemplar facilidades administrativas que les permitan a los patrones, cumplir de forma sencilla con sus obligaciones; aunque vale mencionar que, en su mayoría, los empleadores son amas de casa o padres de familia.

Con esta resolución, la Suprema Corte estimó que en un plazo no mayor a tres años, se logrará obtener seguridad social efectiva, robusta y suficiente para todas las empleadas domésticas en México.

STyPS e IMSS unirán esfuerzos

Por su parte, Germán Martínez Cázares, director del Instituto Mexicano del Seguro Social aseguró que acatará de inmediato la resolución de la Corte, mediante un mensaje difundido en redes sociales.

“He ordenado a la Dirección de Incorporación y Recaudación inmediatamente se ponga a diseñar un programa piloto que se hará en los plazos que la Corte ha fijado”, precisó el funcionario.

Martínez Cázares aludió estar en disposición de iniciar un diálogo con organizaciones civiles para hacer un trabajo integral, puntual y claro respecto a este tema.

Por su parte, la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Luisa Alcalde dijo sentirse contenta de proteger a la trabajadora que ganó la sentencia y a otras más que están en la misma situación.

“Creemos que este es un parteaguas para empezar a replantearnos y a buscar esquemas que permitan el cumplimiento. Reiteró el compromiso de la STyPS para proteger los derechos de las empleadas domésticas”, señaló.

También, la senadora Patricia Mercado dio a conocer que recibió a un grupo de trabajadoras del hogar, con quienes se está trabajando una propuesta para reformar la Ley Federal del Trabajo, pues hoy laboran bajo un régimen de excepción.

Cabe destacar que desde 2011, México está suscrito al Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, en favor de las trabajadoras del hogar; sin embargo, nunca ha sido ratificado por el Senado; pese al reclamo colectivo de activistas.