Gloria, la mantequilla mexicana que beca a niños estudiantes

- Por

Cuando los mexicanos hacen su despensa saben que buena parte de los productos que están por pagar terminarán en la cartera de familias millonarias o grupos empresariales bastante reducidos que insertan sus productos en la mayor cantidad de tiendas para incrementar sus fortunas. En el caso de una mantequilla mexicana, una parte de las ganancias termina financiando la educación de niños de las zonas más pobres del sur mexicano.

Todos reconocemos el producto en cuanto lo vemos. Son las famosas mantequillas Gloria, con presentaciones rectangulares en un sólido color verde o amarillo. Los bloques del alimento dulce hecho en México pertenecen a la Cremería Americana, una empresa nacional con más de cien años de antigüedad que tuvo su expansión productiva en los años veintes del siglo pasado, en Tacubaya. Sus dueños, Alberto y Dolores Andrade, crearon una fundación al final de sus vidas para destinar buena parte de las ganancias de esta empresa a la educación infantil de los sectores más marginados del país.

¿Quiénes Somos?Publiée par Fundación Alberto & Dolores Andrade sur Mardi 20 décembre 2016

Desde los años ochenta, la fundación ADA ha otorgado becas a niños mexicanos y los apoya para que no interrumpan su educación primaria y secundaria. Además, la fundación de los dueños de la Cremería Americana les brinda atención terapéutica, orientación vocacional, cursos de idiomas, clases de regularización, bolsa de trabajo, visitas culturales y deportivas. Los apoyos económicos se logran gracias a las ventas de la mantequilla mexicana Gloria, lo que ha permitido que se pueda becar a estudiantes mexicanos de preparatoria, licenciatura e incluso posgrado.

Los requisitos de la fundación ADA para becar alumnos requieren de un promedio de excelencia (9.5), además de constancias de estudio para mantener el apoyo. Para entregar estos apoyos económicos, que sus montos dependen de las necesidades de cada alumno, es necesario revisar la situación financiera de los padres del menor o del alumno en el momento de solicitar el apoyo de la fundación. En la solicitud se les pide llenar un formulario de en qué productos, servicios o gastos se necesita el apoyo económico.

La fundación ADA asegura haber apoyado desde los años ochenta a más de 3,025 estudiantes mexicanos y que continúa ayudando a las familias de bajos recursos en el país para que sus hijos no abandonen la escuela. La única exigencia de esta fundación es que los becarios no bajen su promedio, por lo que presumen la cifra de más de 600 alumnos graduados gracias a sus apoyos económicos y programas educativos especiales. Las becas llevan el nombre de Educando con Gloria.

La empresa Cremería Americana continúa en activo desde los años veinte y es ya un referente en la producción de mantequillas de calidad en México. La empresa “cuenta con 21 centros de distribución, más de 800 empleados y más de 150 productos que se comercializan en hoteles, restaurantes, cafeterías, autoservicios y tienditas de la esquina”, comentan en su sitio web. Por lo tanto, ir a comprar la despensa se convierte de alguna forma en un apoyo a jóvenes estudiantes en México a través de un producto reconocido pero que pocos sabíamos de su contribución a la educación.