Senadora presenta iniciativa para becar a 40 mil niños huérfanos por la violencia

- Por

La escena es fuerte: 23 niños caminan desorientados en una plaza de Nuevo Laredo, por la noche. No tienen nada claro más que una cosa: sus padres habían sido secuestrados por los grupos locales ligados al narcotráfico. De un día para otro, han quedado huérfanos y el gobierno los recoge y los entrega al DIF tamaulipeco para que se haga cargo de su situación. Al llegar, los niños tienen que empezar a digerir esta nueva vida y se dan cuenta que en el lugar ya se encuentran otros cientos de niños que llegaron por la misma causa.

Esta historia forma parte de la presentación de Josefina Mota, la senadora panista que ha propuesta becar a estos niños huérfanos en el país después de vivir episodios traumáticos ligados a la guerra contra el narcotráfico, iniciada por el también panista Felipe Calderón. Han pasado más de doce años y México vive una crisis de desaparecidos que se reciente en toda una generación que ha tenido que crecer sin sus padres debido a la violencia.

Las cifras que presenta la panista apuntan a que hay más de 40 mil niñas y niños en México que enfrentan una situación similar. El nombre oficial del programa norteño es Atención a Niñas, Niños y Adolescentes que han quedado en situación de orfandad por delitos de alto impacto, y se basa en dar un apoyo mensual de 500 pesos a cada menor de edad que ha quedado huérfano después de actos violentos relacionados con la guerra antinarcótica. Además, se les brinda asesoría psicológica, apoyo en materiales escolares y consejería legal.

La iniciativa ha permitido que miles de niños puedan superar los problemas que arrastra la violencia y la desaparición de sus familiares. El asunto es que solamente aplica en Tamaulipas, por lo que Josefina Vázquez Mota presentó la iniciativa para que estos apoyos se entreguen a nivel nacional. Este sistema de becas a niños huérfanos por la violencia se sumaría a la a Ley General de los Derechos de las Niñas, los Niños y Adolescentes. La senadora asegura que la violencia ha destruido miles de familias, lo que deja a los niños afectados en total abandono.

La iniciativa busca apoyar a 40 mil niños que viven esta situación y que pueden ser reinsertados en otras familias, a través de la adopción. Además, se busca el apoyo psicológico para evitar daños aún más graves en su formación después de todo lo que han pasado. Los estados que más reflejan estos escenarios son Tamaulipas, Michoacán, Guerrero, Estado de México, Veracruz, Sinaloa, entre otros. La iniciativa panista lleva el nombre de Nuestros niños, nuestro futuro, reconstruyendo el tejido social.

Al mencionar los motivos violentos que generaron estos miles de niños afectados, Josefina Vázquez Mota reconoció que el problema deriva del inicio de la guerra contra el narcotráfico por parte de Felipe Calderón en 2006. “Lo sé, queridas senadoras y senadores, el pasado ya no lo podemos cambiar, pero el futuro para ellas y para ellos, para más de 40 mil niñas y niños huérfanos, lo podemos y lo debemos cambiar”. El expanista michoacano continúa asegurando que su capricho bélico fue fundamental para atacar el poderío de los grupos criminales y durante el final de su sexenio llamó a estos mexicanos afectados “daños colaterales”.

El problema de los huérfanos de la guerra es una realidad que han vivido decenas de países, principalmente Colombia. En este país sudamericano se han implementado apoyos similares desde lo federal para ayudar a un sector que queda relegado cuando se habla de problemas derivados del conflicto gobierno-narcotráfico. Para México, sin embargo, no hay un proyecto en conjunto que apoye a los niños mexicanos afectados. La panista urge a debatir sobre el tema para generar estas 40 mil becas.