AMLO propone a tres cercanos para nuevo ministro de la Suprema Corte

- Por

Siempre que un presidente recomiende ciertos perfiles para un cargo de poder en México, es necesario sacar las lupas de inmediato. En el caso de fiscales y ministros de la suprema corte, ignorar el pasado político de los nominados es poner en crisis la independencia de sus posibles designaciones. El presidente mexicano López Obrador ha elegido un trío de opciones para la vacante de ministro en la corte mexicana y todos son cercanos a su figura.

El senado tendrá que decidir entre tres opciones cercanas tanto al tabasqueño como a su partido de izquierda, creado en 2014 después de una ruptura del presidente con el PRD. Se trata de Loretta Ortiz Ahlf, Celia Maya García y Juan Luis González Alcántara Carrancá. Los tres perfiles han sido aprobados por el presidente pero también están bastante cercanos a él como para asegurar la independencia de su labor en caso de ser elegidos.

El caso más polémico es el de Loretta Ortiz, una morenista reconocida que ha tenido cargos políticos como su diputación capitalina en la 62 legislatura. Bajo esta premisa, la doctora en derechos humanos tiene un perfil laboral idóneo para el cargo pero al mismo tiempo carga con un pasado político afín a los intereses del nuevo gobierno mexicano. Dentro de sus pros es que es investigadora nacional y ha tenido puestos sólidos en el Banco de México y la Conaculta.

El otro favorito de López Obrador para ser nuevo ministro federal es Juan Luis González Alcántara. El doctor en derecho por parte de la UNAM ha tenido cargos cercanos al presidente mexicano. Cuando el tabasqueño era jefe de gobierno del Distrito Federal, Alcántara accedió a la presidencia del tribunal superior capitalino. Dentro de su pasado se encuentra cargos importantes como magistrado en diversas dependencias del gobierno, destacando sus labores en salas civiles y familiares.

La tercer opción que el presidente ha puesto sobre la mesa es Celia Maya García. Es quizá el personaje más cercano al partido guinda que ahora controla las cámaras legislativas. Recordemos que Maya fue la candidata de Morena para buscar la gubernatura de Querétaro hace unos años. Al igual que el resto de los perfiles propuestos por el presidente, Celia Maya es una doctora en derecho con experiencia jurídica en temas de defensa de los derechos humanos. Su perfil es quizá el más político, ya que durante años formó parte del PRD.

El problema es que ninguna de estas tres personas es ajena a los grupos políticos de López Obrador

La oferta que el presidente ha enviado al senado para elegir al nuevo ministro está llena de experiencia para obtener el cargo. El problema es que ninguna de estas tres personas es ajena a los grupos políticos de López Obrador, lo que puede entenderse como un posible conflicto de interés en la designación. La oposición ya ha argumentado que es preocupante que no haya propuestas independientes, por lo que buscan frenar de nuevo las intenciones del tabasqueño como lo hicieron con el fuero y pretenden hacerlo con los altos salarios del poder judicial.

López Obrador ha asegurado que su terna de propuestas es sólida y que trabajarán, gane quien gane, de manera independiente y sin seguir la línea de los intereses del gobierno federal. En los últimos años hemos visto cómo puede un gobierno introducir ministros consentidos, como el caso de Enrique Peña Nieto y la designación del actual ministro Medina Mora. Este último ha trabajado siempre a favor del PRI y sus intereses. El último caso polémico fue el blindaje legal que aprobó para evitar que el mexiquense fuera relacionado con el caso Chihuahua.