Desmiente AMLO contratación de médicos cubanos que regresan de Brasil

- Por

Son más de tres mil médicos cubanos especializados que están enfocados en brindar sus servicios en latinoamérica. Trabajaron durante los mejores años de la izquierda brasileña en el país de la samba y ahora que entró Jair Bolsonaro parece que la era dorada de Mais Medicos ha terminado. Los rumores sobre qué pasaría con ellos apuntaron a México, específicamente al grupo más cercano a López Obrador.

El presidente mexicano ha declarado que no hay intención alguna de su gobierno por traer a esos miles de profesionales cubanos a territorio mexicano para ampliar el programa Mais Medicos. La noticia es una “volada”, comenta el tabasqueño, alegando que son las primeras estrategias de la oposición de ultraderecha en México para intentar ligar rápidamente a su gobierno con la política de Cuba. Se refiere, claramente, a los panistas que últimamente sacaron un spot en donde comparan su gobierno recién nacido con dictaduras como la estalinista, la chavista, entre otras.

El programa de médicos cubanos en Brasil fue un éxito inmediato desde que Lula da Silva abrió las puertas. Después continuó sin detenerse y con más presupuesto en los tiempos de la izquierdista Dilma Rousseff y el corto periodo de Temer al mando. Pero la gran crítica de la derecha brasileña, ahora en el poder, era que el gobierno cubano le quita el 75% de su salario a los médicos cubanos y que, además, no permite que sus familias salgan del país para visitarlos en territorio carioca.

El futuro de esta crisis apuntó a México, según medios cubanos, a través de un conocido mexicano en la isla: Lázaro Cárdenas Batel. Fue justamente el exgobernador perredista de Michoacán el que recibió a Díaz-Canel cuando llegó a territorio nacional para la toma de protesta del tabasqueño. Los medios de la isla fueron los que destaparon una posible trama que generaría el primer acuerdo internacional Obrador-Cuba, pero rápidamente el presidente mexicano ha desechado la idea. Por lo tanto, queda aún en suspenso el destino de los más de 3 mil doctores cubanos en Brasil.

Desde que se creó el proyecto de ayuda médica cubana a naciones de latinoamérica, miles de profesionales de la salud en la isla se han apuntado a Mais Medicos para salir del país y desempeñarse con salarios más altos en otras naciones. Los sueldos de estos doctores han ido aumentando y por el momento en Brasil se les pagaba 3,300 dólares. De esta suma, el gobierno cubano se quedaba con el 75%, lo que enfureció a Jair Bolsonaro, quien es un reconocido militar de ultraderecha, crítico de los gobiernos de izquierda en el continente.

López Obrador no habló demasiado del tema, en un afán por minimizar la trama de los médicos caribeños en México. Para el tabasqueño no hay ni acuerdos ni interés en continuar con este proyecto cubano en nuestro país. Pero sí dejó en claro al recibir la banda presidencial que su gobierno tendría movimiento drásticos para brindar seguridad social a todos los mexicanos, cuenten o no con una cobertura médica del estado. Esto incluye atención médica y medicinas suficientes para hacer de México un país con seguridad social al nivel de Canadá o los países nórdicos.

Por lo tanto, el tema Mais Medicos en México parece cerrado. El gobierno de Jair Bolsonaro ha anunciado un freno total al programa cubano-carioca y el día de hoy el presidente mexicano ha señalado que no hay manera de que este programa llegue a México. El presidente de México aseguró que habrá de resolver el problema del IMSS lo más pronto posible, además de garantizar salud pública a los ciudadanos, sin mencionar el apoyo de ninguna nación extranjera.