AMLO anuncia que todos los medicamentos serán gratuitos

- Por

Existe en este país algo llamado cuadro básico de medicamentos. Este compendio determina cuáles serán las medicinas elementos para tener de forma gratuita en las instituciones de salud mexicanas. Desde salbutamol para asmáticos hasta etopósido, un potente medicamento oncológico, este cuadro ha determinado qué medicamentos se entregarán de forma gratuita y cuáles tendrán que ser comprados por los mexicanos a las farmacéuticas privadas.

La intención de López Obrador es no depender de un cuadro básico de medicamentos en México. Para el tabasqueño, eso ha generado que se cree todo un sistema de corrupción entre las instituciones de salud mexicanas y empresas privadas. En Breaking hemos señalado cómo varios políticos del país han abandonado sus intenciones de gobierno para hacerse nuevos empresarios dedicados al suministro y distribución de medicamentos controlados. Un ejemplo claro es la actividad del priista Roberto Madrazo, que se ha insertado de lleno en esta industrial.

Con el anuncio de la eliminación del Seguro Popular, López Obrador asegura cortar con todas las medidas generadas en los gobiernos pasados para implantar corrupción en las instituciones de salud. Esto después de anunciar también el fin del cuadro básico de medicamentos, algo que el presidente considera una base para los sobreprecios de medicamentos en el país y la corrupción que ha manchado las pasadas presidencias. “Uno de los problemas del sistema de salud es precisamente eso, hay presupuesto suficiente para (garantizar) medicinas”, dijo.

El cuadro básico ha impedido que las personas accedan a medicamentos precisos. Esto genera que se tengan que comprar en farmacias privadas a costos elevados, sobretodo los relacionados con el combate al cáncer. “Actualmente los que vendían los medicamentos, hasta políticos, hacían su agosto por influyentismo. Se compraban a precios muy caros”, comenta el presidente. La intención es darle a los mexicanos enfermos los medicamentos que necesiten, sin someterlos a un cuadro básico y sin importar los costos. 

Dentro de este cuadro, aún vigente, se encuentran fármacos gratuitos para tratar enfermedades neumológicas, neurológicas, oncológicas, dermatológicas, inmunoalergicas, temas de control de natalidad, fármacos analgésicos y anestésicos, para traumatología, intoxicaciones, urología, ginecología, además del programa básico de vacunas, entre otros. Cada uno de estos tiene bien delimitado qué medicamentos se pueden otorgan con el seguro médico o popular, sin dar opción a un catálogo más amplio.

En el caso de planificación familiar, este cuadro solamente dota de once medicamentos de forma gratuita a los pacientes mexicanos. En el caso de medicamentos para tratar trastornos psiquiátricos, la lista solamente permite 25 fármacos. Para el gobierno de Morena, no es posible que se siga limitando la salud de los mexicanos a un catálogo que beneficia a las farmacéuticas y empresas privadas a costa de la urgencia de los enfermos por adquirir un medicamento. Parte de este problema, asegura el tabasqueño, está inserto en el Seguro Popular.

Este giro radical que elimina el cuadro básico mete en aprietos a los empresarios que han acaparado contratos para surtir a los centros de salud. Recordemos que las empresas Hova Health S.A. de C.V. y Samedic S.A. de C.V., cercanas a Roberto Madrazo, ganaron más de 336 millones de pesos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Todo esto fue posible gracias a que se redujo la variedad de medicamentos que el IMSS, Seguro Popular e ISSSTE pueden otorgar de manera gratuita.

Para blindar los contratos, se busca la participación directa la de auditoría superior e incluso Obrador ha llamado a que la ONU investigue a fondo todo acuerdo económico relacionado con la compra de medicamentos en México. En un país que brinda seguro social a la mayoría de sus habitantes, el tráfico de medicamentos y los sobreprecios son una realidad constante. La eliminación del cuadro básico podría ser el golpe letal para cientos de empresarios en el país que han lucrado con las enfermedades más complejas.