Amado Yáñez delata a los “corruptos peñistas” que terminaron su fortuna

- Por

El empresario Amado Yáñez Osuna, dueño de la empresa Oceanografía y ex titular el equipo de fútbol Los Gallos Blancos de Querétaro, utilizó sus redes sociales para delatar a los presuntos corruptos que terminaron con su fortuna, durante la administración peñista.

Mediante sus redes sociales, el empresario dio a conocer una serie de documentos que presuntamente desmienten las acusaciones en su contra y culpan a ex funcionarios del gobierno de Peña por enriquecerse mediante el aseguramiento de sus bienes.

En la lista se encuentran personajes como: Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex); Héctor Orozco Fernández, director del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE); Alfonso Maza Urueta, administrador de Oceanografía durante el tiempo en que la Procuraduría General de la República (PGR) mantuvo asegurada la naviera y José Antonio de Anda Turatti, quien fungió como conciliador.

El fraude de Yáñez

Según Yáñez, su historia de terror en el sexenio pasado comenzó en febrero de 2014, cuando fue acusado de cometer un fraude por 500 millones de dólares contra Citigroup-Banamex y por violaciones a la Ley de Instituciones de Crédito.

El gobierno federal acusó al empresario de falsear sus estimaciones a Citigroup para obtener créditos bancarios y desviar recursos por 55 millones dólares para fondear el equipo de fútbol Gallos Blancos de Querétaro.

Asimismo, las investigaciones apuntaban a un supuesto cobijo de los hermanos Bribiesca Sahagún, hijastros del ex presidente Vicente Fox, con quien relacionaban al empresario por el florecimiento que habían tenido sus negocios durante su gestión.

Yáñez fue liberado en junio 2017 y se encuentra todavía en proceso de investigación con ciertas restricciones para su libertad; pero ahora, al recuperar parte de sus bienes también lidia con un proceso de quiebra, con la flota en grave deterioro y multimillonarios pasivos.

Sin embargo, el paso 1 de diciembre fue un día dichoso para Yáñez, pues mediante su cuenta de Twitter expresó: “Qué día más feliz. Se acaba la pesadilla” y comenzó a revelar información sobre las perdidas de sus empresas y a exhibir documentos.

Delatar a los corruptos

“La próxima semana empezaré a dar la verdadera historia de lo que pago (sic) a OSA y a MI PERSONA. No lo hago por mi, sino por qué nunca más vuelva a pasar en México y lucharé toda mi vida para que las instituciones no se usen para enriquecer personas ni para proteger intereses”, explicó Yáñez, respecto a su lucha contra los presuntos ex funcionarios corruptos.

Respecto al presidente López Obrador, dejo en claro su apoyo. “EL PAÍS NECESITA DE UN LIDER QUE BUSCA QUE MÉXICO DESAPAREZCA LA DESIGUALDAD. BIENVENIDO. VIVA MÉXICO”, agregó el empresario.

Por otra parte, en cuanto a su situación, Yáñez Osuna detalló que luchará por el daño que le hicieron a todos los que trabajaban en OSA, porque esa es su responsabilidad y lo primero que debe resarcirse por el daño ocasionado a más de 50 mil familias.

Según el empresario, durante el tiempo que el SAE administró Oceanografía cobró a Pemex 2 mil 197 millones 331 mil 410 pesos, ingresos que no fueron reportados, como la venta del equipo de fútbol.

Ante los cuestionamientos de usuarios en redes sociales, Yáñez Osuna precisó dos aspectos importantes, primero que no recibió nada por la venta de su equipo de fútbol, segundo que nunca conoció a los hermanos Bribiesca Sahagún.

También comentó que desde el pasado 26 de noviembre solicitó los documentos e informes pormenorizados de todas las operaciones, actividades, contratos de venta y manejo de inventarios del SAE durante el tiempo que administró sus empresas.

Finalmente, Yáñez Osuna culpó a la “pandilla” de Lozoya del saqueo en Oceanografía, al tiempo que aludió que los despachos de abogados cobraron un 20% de las liquidaciones.

Con información de Proceso