Roberto Gómez, de chofer en la Sedesol a millonario en un sexenio

- Por

México es un país que se ha caracterizado por crear acaudalados funcionarios en tiempos inexplicables y luego dejarlos en la total impunidad. Uno de estos casos es el de Roberto Gómez Morales, en su momento chofer de la Sedesol. Gómez Morales terminó convirtiéndose, con el paso de los años, en un funcionario millonario de la Sedatu, durante el mandato de Rosario Robles Berlanga. 

De chofer a millonario en menos de tres años.

La información fue revelada gracias a una investigación llevada a cabo por el noticiero “En Punto” de Televisa. Roberto fue trabajador de Emilio Zabadúa González desde hace 15 años, quien fuese oficial mayor de Sedesol y Sedatu durante la administración de Robles Berlanga. Gómez Morales de 42 años fungió como su chofer durante tres años. 

Sin embargo, su suerte cambió en 2015, pues el avecindado de Chiapas y proveniente de una familia humilde dedicada a la venta de tacos se convertiría en Director General Adjunto, con un ingreso superior a los 63 mil pesos al mes. Sin embargo, los antecedentes de su enriquecimiento van más atrás.

Las sospechas datan de antes de volverse funcionario.

En febrero de 2014 fue cuando se indiciaba que algo no estaba bien en la situación económica de Roberto Gómez Morales. En dicho mes, el chofer adquirió el rancho “La Gloria” de 42 hectáreas en el ejido Guadalupe en la zona costera de Chiapas, municipio de Huehuetán. Para adquirir el predio, Roberto se cambió el apellido y simuló ser hijo de Gloria González Fuentevilla. 

La escritura estipulaba que la señora Gloria le había donado el predio a título gratuito a Roberto. Adicionalmente se indica que para efectos fiscales, al predio se le asignaba un valor de 816 mil pesos. Incluso aseguró llamarse Roberto Gómez González ante el Notario Público Núm. 78. Sin embargo, al momento de identificarse, presentó una credencial de elector dónde aparecía como Roberto Gómez Morales. Al notario le importó poco y realizó el trámite.

Inversión millonaria en un rancho.

Cuando Roberto recibió el rancho, este no tenía construcción alguna en él. Pero a partir de 2015, se invirtieron más de 20 millones de pesos para la construcción de varias casas de descanso con todo y alberca. Así mismo, se instalaron granjas para producir peces, lácteos, borregos, cerdo y ganado diverso. De igual manera se le dotó de maquinaria para el trabajo de la tierra, camiones y otros vehículos.

Y la inversión no sólo contempló las casas, sino que incluso contempló un zoológico de animales exóticos como venados, hipopótamos y guacamayas, lo anterior se supo gracias a los permisos que otorgó la Dirección General de Vida Silvestre de la SEMARNAT.

Roberto Gómez Morales, SEDESOL.

(Televisa) Toma aérea del Rancho “La Gloria” tras la edificación de las casas de descanso.

De acuerdo con la investigación realizada por “En Punto”, Roberto simuló la venta del predio a Aarón Pérez Liy por 1 millón 210 mil pesos. Pérez Liy vive en una colonia popular de la ciudad de Tapachula, Chiapas. Nuevamente acudió con un notario, esta vez el Número 17, quien le permitió utilizar credenciales inadecuadas para la venta como en sucedió con la adquisición.

A pesar de que el rancho “ya no es de él”, tanto Roberto Gómez Morales como su familia lo visitan frecuentemente. De igual manera se sabe que está construyendo en la calle 35 poniente, esquina con 4 norte, una casa con alberca y jardín de eventos. En el patio tiene almacenados varios vehículos de transporte público. Roberto cuenta con permisos de la SCT para conducir unidades de Transporte Público Federal.