Por primera vez en la historia México no subsidia sus gasolinas

- Por

La última semana del Gobierno de Enrique Peña Nieto también será la primera semana en la historia del país en la que la gasolina Magna no cuente con el estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

En un comunicado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dijo que dicho estímulo queda eliminado para la gasolina Magna desde el sábado 24 de noviembre y hasta el próximo sábado 30 del mismo mes; la gasolina Premium seguirá sin contar con dicho estimulo, como inició desde el pasado 26 de octubre.

Al no haber estímulo, Hacienda no absorberá el impuesto y serán los consumidores quienes pagarán la cuota completa del IEPS al cargar gasolina.

Sin embargo, la SHCP informó que los ajustes a las tasas del IEPS que aplica a las gasolinas y el diésel esta semana, no se traducirán en aumentos en los precios de estos combustibles.

“La reducción a cero en los estímulos que se observará en la próxima semana responde sólo a los cambios observados en el precio de sus referencias internacionales durante la semana que concluye”, explicó.

Con la eliminación del IEPS, el precio de la gasolina y el diésel se continuarán fijando a través de tres componentes:

• El precio internacional del petróleo.
• Los costos de transformación y la logística para llegar al consumidor final.
• Hacienda suaviza los efectos con alzas y bajas en el IEPS.

¿Habrá o no aumento en los precios?

De acuerdo con la SHCP, la reducción a cero en los estímulos para ambas gasolinas responden a los cambios observados en el precio de sus referencias internacionales durante la semana que concluye, por lo que esto no significará un aumento para el consumidor.

“Es precisamente gracias a estos ajustes en el estímulo que los precios al público pueden continuar moviéndose de manera ordenada”, dijo la dependencia en un comunicado.

De acuerdo con el documento, esa es la manera que funciona el mecanismo de suavización que ha operado durante todo 2018 y que se mantiene sin cambio.

Sin embargo, medios especializados ven en la eliminación del IEPS un fuerte riesgo inflacionario a largo plazo, ya que el consumidor tendrá que pagar el porcentaje que absorbía el Gobierno, por lo que implicaría un aumento del 10 % en el precio de las gasolinas.

¿Y qué es el IEPS?

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, es un tipo de gravamen que alcanza a la producción y/o venta o importación de gasolinas, entre otros elementos como alcoholes, cerveza y tabacos. Es conocido por sus siglas como IEPS, y se encuentra regulado bajo la Ley que lleva su nombre.

Se trata de un impuesto indirecto, y ello significa que todos los contribuyentes no lo pagan directamente, sino que lo trasladan o cobran a sus clientes, quienes lo ingresan al SAT.

Esto explica que el estímulo que daba el Gobierno a las gasolinas influyera tanto es su precio, ya que al absorber un monto del IEPS, podía regular los incrementos.