PGR ya investiga a Grupo Soni por prácticas huachicoleras

- Por

Tras la denuncia interpuesta por el senador Cruz Pérez Cuéllar del Grupo Parlamentario de Morena en octubre pasado contra las empresas gaseras de Grupo Soni, debido a presuntas prácticas huachicoleras, la Procuraduría General de la República (PGR) ya investiga el asunto.

El organismo dio entrada a la denuncia de Pérez Cuéllar, que alude la participación de Grupo Soni en el delito de sustracción de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos de ductos.

PGR abre carpeta de investigación

Ante este panorama, Jorge Nader Kuri, director general de averiguaciones previas de la dependencia, dio a conocer que se abrió una carpeta de investigación con número FED/DGCAP/UNAI-HGO/000019/2018, tras la querella que presentó el pasado 21 de noviembre con número de expediente NA/CDMX/DGCAP/26/2018.

En la demanda, el senador alega que detectó que las empresas de Grupo Soni, propiedad de Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón, cuentan con diversas tomas clandestinas de combustible.

Según Pérez, dichas tomas están conectadas directamente a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y se ubican en varias regiones del país, lo cual da pie a sospechas de corrupción por parte de la paraestatal, quien podría proteger a la gasera.

Esto aunado a que desde 2014, Grupo Soni se encuentra en la lista de gaseras señaladas por los ciudadanos como compañías que vendían tanques a medio llenar en varias entidades de México.

Ductos ilegales

Pérez resaltó la importancia que la PGR investigue estas quejas, al recordar que en los últimos 10 años el robo de combustible se ha incrementado en 868%, pues a finales 2016, el número de tomas clandestinas rebasaba los 6 mil ductos.

Asimismo, vale mencionar que entre enero y septiembre de 2017, se reportaron 7 mil 642 perforaciones ilegales en ductos, cifra que supera, en nueve meses, los casos registrados en 2016.

Vale mencionar que Grupo Soni ha sido acusado en otras ocasiones de presuntas prácticas monopólicas, como en 2017 cuando supuestamente obstaculizó la llegada de la gasera Grupo Tomza al estado de Guanajuato.

En tal ocasión, Grupo Soni solicitó un descuento a Pemex, con el objetivo de beneficiar a sus clientes y poder competir contra las gaseras privadas; petición a la que hizo caso omiso la paraestatal.

Sin embargo, la maniobra fue tomada como una estrategia de Grupo Soni para controlar el mercado en un entorno de apertura y sin invertir un sólo peso, como lo argumenta una columna de el Universal publicada en mayo de 2017.