El PAN pide ayuda a Morena para ganar la alcaldía de Monterrey

- Por

Es la primer elección después del primero de julio en donde el partido guinda dio cátedra de cómo imponerse en el gobierno mexicano. En un segundo lugar nacional quedó Acción Nacional, un partido fracturado y desesperado que tuvo que unirse a su gran rival, el PRD, para intentar conseguir más votos. Después del caos electoral y el triunfo de Morena, se viene la elección de alcaldía en Monterrey a dos días de navidad.

El PAN quiere ganar a como sea y su líder, Marko Cortés, ya está pegando su celular a la oreja para lograr alianzas que puedan hacer ganar a su partido en la primer votación oficial después de julio. Lo cierto es que en Monterrey se vive un clima tenso. El PRI y el PAN se pelean el triunfo de la ciudad más importante del norte del país, después de que el tribunal electoral frenara la victoria del panista Felipe de Jesús Cantú. Ahora, el panismo busca aliarse con Morena para aprovechar un poco de esa fuerza que los guindas lograron en las elecciones pasadas.

La alianza PAN-Morena le suena excelente a Marko Cortés, el michoacano conservador empeñado en unir a un partido que quedó totalmente dividido después de los jaloneos públicos de Felipe Calderón con Ricardo Anaya. Pero desde el otro lado la coalición ultraderecha-izquierda suena totalmente peligrosa. Para evitar cualquier conflicto, e incluso perder la primer elección en la era López Obrador, los morenistas han concedido un no tajante al panista recién elegido.

Y es que Morena podría empezar a ganar fuerza en Nuevo León, un territorio que siempre se le ha complicado al partido del tabasqueño. Pero la premura de las elecciones no les dan lugar para generar un candidato idóneo para competir al PRI y al PAN que ya habían casi empatado el primero de julio. Ante este escenario, Morena no quiere arriesgarse a perder y ha decidido no competir en absoluto por la alcaldía de Monterrey. Recordemos que Tatiana Clouthier ya trabaja para pulir su imagen en el norte y lanzarse por el gobierno de Nuevo León en 2021.

En la tierra de Jaime Rodríguez aún se vota en masa por los partidos tradicionales, algo que quedó claro en la elección de Monterrey. Y es que el gobernador independiente no agradó a los neoleoneses, por lo que las opciones partidarias suenan mejor que poner a desconocidos en sitios de alto poder norteño. Para competir en la apurada elección regia ya se apuntó el actor Patricio Zambrano, bajo los colores del PT. Este mismo solicitó a Morena que los apoye en esta intención. El partido guinda también se negó a apoyar a una personaje salido de la televisión.

Para el 23 de diciembre se realizará una votación con los mismos candidatos al gobierno de Monterrey. El panista Cantú quiere reafirmar su triunfo y su rival del PRI, Adrián de la Garza, quiere reelegirse. En este escenario, Morena no quiere inclinarse por ningún candidato por temor a perder a menos de treinta días del tabasqueño en el poder. Lo cierto es que el partido guinda no quita la mirada de Nuevo León, en donde Clouthier ya tiene centros para recoger peticiones de los neoleoneses.

Por el momento, el PAN se deja ver de nuevo como un partido desesperado por ganar sin medir demasiado las alianzas que plantea. Una de las principales críticas que se le hizo a Ricardo Anaya era aliarse con el PRD, un partido completamente distinto en agendas con la tradición panista. Los conservadores ahora solicitan, a través de Marko Cortés, una alianza imposible con Morena. El partido de izquierda ha dejado claro que no tendrá amistades electorales con el partido que le arrebató la presidencia a López Obrador en 2006.

Mira toda la información en esta nota de La Política Online.