Morena modificó el tablero político y es el partido favorito para las elecciones 2019

- Por

La victoria de Morena en los pasados comicios del primero de julio y la llegada de López Obrador a la Presidencia de la República tuvo una repercusión profunda en la cartografía de los partidos políticos hegemónicos en México, a tal grado que hoy están en proceso de construcción fuerzas políticas emergentes surgidas con antiguos protagonistas en los viejos partidos, para intentar derrotar a Morena en las próximas elecciones.

Tras las elecciones Federales de este año el nuevo mapa quedó así:

• Morena consiguió 25 millones 186 mil 567 votos o 44.49 por ciento del total.
• El PAN obtuvo 9 millones 996 mil 514 votos o 17.65 por ciento.
• El PRI tuvo 7 millones 677 mil 180 o 13.56 por ciento del total.
• El PT se quedó con 3 millones 396 mil 805 votos o 6 por ciento.
• El PRD logró un millón 602 mil 715 o 2.83 por ciento.
• El Partido Verde, un millón 51 mil 480 votos o 1.85 por ciento,
• Movimiento Ciudadano, un millón 10 mil 891 votos o 1.78 por ciento.
• El Partido Encuentro Social consiguió un millón 530 mil 101 votos o 2.70 por ciento y perdió el registro.
• El Partido Nueva Alianza 561 mil 193 votos o 0.99 por ciento y perdió el registro.
• Los candidatos no registrados sumaron 31 mil 982 o 0.05 por ciento.
• Los votos nulos fueron un millón 603 mil 857, esto es el 2.83 por ciento.

El caso del PAN

Tras perder categóricamente las elecciones y con un candidato que fue implicado en un caso de lavado de dinero y señalado por su nepotismo, el PAN afronta también la salida de prominentes miembros, como el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y el del exsenador Francisco Búrquez Valenzuela, ambos, con la idea concreta de fundar un nuevo partido.

La fuga de panistas de su partido tuvo que ver con el apoderamiento de ciertos grupos de poder dentro su organización, por lo que las costumbres poco democráticas fueron haciéndose más presentes dentro del blanquiazul, como lo ha asegurado Felipe Calderón tras la victoria de Marko Cortés Mendoza a la presidencia nacional y a Héctor Larios Córdova a la Secretaría General del PAN.

“Porque el Partido Acción Nacional ha dejado de ser el instrumento de participación ciudadana para la construcción de un México mejor que pensaron sus fundadores. […] Porque la camarilla que controla al partido ha abandonado por completo los principios fundamentales, las ideas básicas y las propuestas del PAN, y no le interesa sostenerlos, actualizarlos o fortalecerlos”, sostuvo el expresidente.

Calderón Hinojosa afirmó que pertenecer al PAN significaba una desviación y una “pérdida de tiempo, recursos y capacidad de organización”. Antes, el expresidente expresó la intención de fundar un nuevo partido político junto con su esposa, Margarita Zavala Gómez del Campo.

Los analistas no auguran éxito a Calderón, entre otras cosas, porque no es una figura política popular y por otro lado, ya fue presidente, por lo que sin otra figura importante a su lado, sus incentivos políticos son limitados, por el grado de desprestigio que acarrea tras su mandato.

PRD Y PRI, por el cambio de nombre

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) está en proceso de cambio de nombre o de la fundación de un nuevo partido, además de enfrentar una crisis económica que lo ha llevado a la decisión de despedir a toda su plantilla de trabajadores sindicalizados y a considerar poner a la venta los inmuebles que posee.

El PRI salió tan mal parado, que podría decirse que su única alternativa es una refundación, ya que no existe actualmente un grupo que pueda conformar una fuerza política e intente ir por el electorado que no comparte las ideas de Morena y López Obrador.

El proceso de los nuevos partidos

Aunque este año no han habido más destapes de organizaciones que deseen crear un nuevo partido, el 2019 será el año de registro ante el INE para quienes estén interesados, esto será así porque la ley mexicana en rígida respecto a este tema, ya que sólo permite crear nuevos partidos cada seis años, justo un año después de la Elección Federal Presidencial.

La historia más reciente de la creación de nuevos partidos fue en 2013, cuando iniciaron su proceso 52 organizaciones, de las cuales sólo Morena, el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido Humanista (PH) lograron el registro en 2014.

Las organizaciones o movimientos deben lograr el 0.26 por ciento del padrón de afiliados (234 mil), los cuales pueden distribuirse en 3 mil afiliaciones en 20 estados de la República o grupos de 300 en 200 distritos electorales.

De los tres partidos que lograron su registro, sólo Morena y el PES pudieron mantenerlo en 2015, las primeras elecciones donde compitieron sin ir en alianza con ninguna fuerza política.

La prueba de fuego para todos aquellos que logren su registro en 2020 será las elecciones intermedias de 2021, donde deberán conseguir el 3 por ciento de la votación o quedarán fuera de la jugada.