Mopampa, cómo el cultivo de chiles reactivó la economía poblana

- Por

Mopampa es un grupo conformado por 13 mujeres nahuas de la Sierra Norte de Puebla, cuya estrategia de negocios como colectivo agrícola está rindiendo frutos, reactivando la economía de la entidad y pronto pretende poner a México en boca del mundo.

La historia de este grupo de mujeres comenzó en 1992, cuando María Lucía Cruz junto a dos compañeros crearon Seltsin, una microempresa que producía salsas secas, mermeladas y mieles, elaboradas con chile serrano.

Lucía y sus compañeras residentes de la comunidad de Tlaola, iniciaron su labor no sólo para obtener recursos económicos, sino también apara ayudar a otras mujeres de su localidad a empoderarlas y brindarles un empleo estable.

Con el paso del tiempo, Mopampa comenzó a impulsar el proceso de producción agroecológica para rescatar y revalorar el chile serrano, su producción sin pesticidas se basa en ecotecnias aplicadas al proceso productivo y la generación de alianzas estratégicas.

¿Qué es Mopampa? "Mopampa es una empresa de economía social situada en Tlaola, Puebla que significa “por ti” en lengua nahua. Está integrada por mujeres nahuas que cultivan de manera agroecológica el chile serrano y además lo transforman en diferentes tipos de salsas para generar una alternativa económica de ingreso para mujeres rurales e indígenas". (Slow Food Mexico, 2016) #BaluarteSlowFood GIF: Mariana Lariza Barocio

Publiée par Mopampa sur Lundi 2 octobre 2017

La crisis le dio una oportunidad a Mopampa

Tiempo después, en 2007, cuando el cultivo del chile criollo atravesó un periodo de crisis y disminuyó notablemente, estas mujeres comenzaron a buscar otras alternativas para no disminuir sus ingresos.

Así, apoyadas por estudiantes de la Universidad Tecnológica de Xicotepec comenzaron a elaborar otros productos como mermeladas, chiles en vinagre y shampoos, actividades que volvieron a generar ingresos económicos para las familias.

Cuando el precio del chile se vino abajo, por 50 centavos el kilo a los productores no les convenía ni siquiera ir a cortar, por lo que la producción se quedó en el campo”, aseguró Dalí Nolasco Cruz, quien es hija de María Lucía Cruz y líder del Convivium Slow Food Tlaola Kukuk, en entrevista para el portal Slowfood.

Sucede que los jóvenes de la zona quieren una carrera universitaria y no volver jamás a Tlaola. Nosotras decimos sí puedes irte, pero con cualquier carrera que estudies tienes la posibilidad de regresar y devolverle a la tierra un poco de lo mucho que ese terreno de vida te dio”, indicó Dalí para el citado medio.

La joven activista, es ahora responsable de ventas de la línea de productos Mopampa y desde hace dos años, el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) apoya a Xasasti Yolistli para el fortalecimiento y consolidación de Mopampa.

Publiée par Mopampa sur Mardi 2 octobre 2018

Salsas secas con chile serrano

Las salsas que vendemos son un producto artesanal y tradicional. Los indígenas de Tlaola los han comido siempre. ¿Por qué no aprovechar nuestra producción y obtener un valor agregado? Las señoras se organizaron y comenzaron a sacar sus salsas. Hicieron un concurso en el grupo para obtener las mejores recetas y empezaron a producir a pequeña escala”, agregó Dalí.

Vale mencionar que la pequeña empresa tiene un particular cuidado por las reglas sanitarias, por lo que utiliza recipientes de acero inoxidable; además de que en los dos últimos años han producido orgánicamente, por medio de terrazas e invernaderos.

Desde hace tres años, Mopampa entró a la producción agroecológica de chile serrano, debido que los productores de chile verde compraban semillas en municipios lejanos a Tlaola, las cuales ponían en riesgo la existencia de las semillas nativas.

De acuerdo con Dalí, las semillas ajenas a Tlaola se acostumbraron a los agroquímicos, por lo que Mopampa también se dedicó a desintoxicarlas y crear abonos orgánicos para cuidar sus cultivos.

Hasta ahora, según Nolasco la producción ha tenido bueno resultados y pueden obtener hasta 2,000 frascos de salsa a la semana, con la receta tradicional que todas las familias de Tlaola consumen desde hace décadas.

A diferencia de otras salsas, provenientes de otras regiones del país, la de Mopampa se prepara con salsa seca de chile serrano ahumado, como un polvo muy picante, la cual combina con varios platillos de la cocina mexicana.

De esta forma, esta segunda generación de mujeres emprendedoras se encuentra consolidando un negocio que a la vez protege al chile serrano como un baluarte en la cocina mexicana, digno de difusión y uso.

Apoyadas en su enfoque social, la empresa se unió a otros colectivos agrícolas como las productoras de chile manzano en Tetela de Ocampo y de frutas de temporada en Ocotlán, Puebla, para llevar su labor más allá.

Hoy en día, Mopampa ofrece 13 productos: salsas secas con chile serrano natural, con cacahuate y con ajonjolí; mieles naturales, con esencia de linaloe y vainilla; chiles en vinagre, compostas de frutas y coulis de zarzamoras.

Con información de Slowfood, Sedesol y Animal Gourmet.