Reproducción humana asistida e infertilidad serán parte de la Ley de Salud

- Por

Con el objetivo de poner a México como punta de lanza en materia de legislación sobre reproducción humana asistida e infertilidad, la senadora Olga Sánchez Cordero presentó una iniciativa para que estos temas se integren a la Ley General de Salud.

La iniciativa plantea reformar y adicionar diversas disposiciones a dicha ley, en materia de reproducción humana asistida e infertilidad humana, debido a que son problemáticas que repercuten en la sociedad en general.

Legalizar la Reproducción Humana Asistida

De acuerdo con la senadora, en el caso especifico de infertilidad humana, ésta se debe no sólo a factores relacionados con hábitos personales de los afectados, sino también a causas del entorno social y cultural, mismas que requieren de un marco legal específico que apoye a los pacientes.

Por ello, el proyecto de ley apela a reformar el Articulo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que hace explícito el derecho de las y los mexicanos a la protección de la salud y a la libre decisión reproductiva, la cual se considera pertinente considerar como tema de salubridad general.

El proyecto de ley define a la reproducción humana asistida como la reproducción lograda a través de la inducción de ovulación, estimulación ovárica controlada, desencadenamiento de la ovulación con técnicas de reproducción asistida, inseminación intrauterina, intracervical o intravaginal, con semen del esposo, pareja o un donante.

Asimismo, en el caso de malas prácticas médicas en esta materia, las posibles sanciones prevén hasta 17 años a quienes la realicen de manera ilegal, y entre tres a ocho años de cárcel para quien realice técnicas de reproducción asistida en una mujer sin su consentimiento y/o quienes promuevan o faciliten la obtención ilegal de embriones y gametos.

Infertilidad, un tema de salud pública

Respecto al tema de la infertilidad humana, la propuesta de la senadora pretende destacarlo como un tema de salud pública, pues de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO), 17% de los mexicanos en edad reproductiva tiene algún trastorno relacionado con la infertilidad.

La iniciativa de Sánchez considera a la infertilidad como la imposibilidad de lograr un embarazo tras un año de buscarlo intencionadamente, o en personajes que han logrado ser madres, pero no pueden embarazarse en una segunda ocasión.

Datos del Censo del Mercado de Infertilidad en México indican que 32% de los casos son atribuibles a la mujer, mientras que 31% a los hombres, siendo que en 25% de las ocasiones ambos son responsables.

Es por ello, que Sánchez Cordero hizo alusión a la urgencia de legislar en esta materia, ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 90% de los casos de infertilidad tienen una solución con la aplicación de la tecnología reproductiva.

En este sentido, la senadora aseguró que según cifras oficiales en México se practican 80 mil procedimientos de reproducción humana asistida en promedio anualmente, lo cual hace urgente que sea un tema de salud general.

Esto debido a que muchas mujeres ponen en peligro su vida, debido a una falta de regulación específica, pues la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en 2013 tenía registrados a 52 establecimientos en el país, autorizados para aplicar técnicas de reproducción asistida.

Pero, cifras no oficiales aseguran que existen por lo menos 100, lo que hace pensar que el número puede ser mayor y muchos de estos establecimientos podrían estar operando al margen de la ley.

Finalmente, la legislación planteada prohíbe prácticas como las de tipo eugenésicas, que se utilizan para mejorar los rasgos hereditarios humanos, mediante intervención manipulada y métodos selectivos de humanos, así como la clonación humana.


Etiquetas: